Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

80 toneladas de aceitunas y encurtidos decomisadas por uso de productos no seguros para consumo.

80 toneladas de aceitunas y encurtidos decomisadas por uso de productos no seguros para consumo.

La Guardia Civil de Valencia ha llevado a cabo una operación en la que ha inmovilizado 80 toneladas de aceitunas y encurtidos, destinados a comercios mayoristas, restauración y grandes superficies de España, terceros países y algún otro de la UE. Además, ha detenido al gerente de la empresa en la que se producían los alimentos por un delito contra la salud pública y otro relativo al mercado y a los consumidores, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado.

La investigación se inició gracias a la colaboración ciudadana, que alertó a los investigadores sobre posibles irregularidades en una empresa de productos alimentarios. Los agentes, en colaboración con la Consellería de Sanidad, realizaron una inspección en las instalaciones de la empresa.

En el registro se encontraron productos identificados como no aptos para el consumo humano, almacenados en latas oxidadas o con fechas de consumo recomendado sobrepasadas, e incluso bidones identificados como 'producto no apto'. Se verificó que la empresa mezclaba aproximadamente entre un 5% y un 10% de producto no apto con otro autorizado.

El producto final era distribuido en el mercado mayorista, en restaurantes, tiendas y grandes superficies de diversas regiones de España y de algunos países de la UE. La empresa tenía instrucciones de eliminar los productos no aptos a través de un gestor autorizado de residuos, para que no fueran consumidos ni por humanos ni por animales.

En total, se han inmovilizado 80 toneladas de aceitunas y encurtidos, y se ha detenido al gerente de la empresa, un hombre de 42 años y nacionalidad española, por poner en riesgo la integridad de los consumidores. La Conselleria de Sanidad ha emitido una alerta rápida a nivel europeo a través del sistema RASFF para controlar los productos de la empresa. La empresa se ha comprometido voluntariamente a retirar el producto del mercado, y las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Alzira.