Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Alerta de la Cátedra de la UPV: ¡València enfrenta una crisis de vivienda nueva con solo 185 unidades disponibles!

Alerta de la Cátedra de la UPV: ¡València enfrenta una crisis de vivienda nueva con solo 185 unidades disponibles!

Valencia, 15 de enero.

La Cátedra Observatorio de la Vivienda de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha advertido sobre la escasez de viviendas de obra nueva en la venta en la ciudad. Según señala, actualmente solo hay 185 unidades disponibles, lo cual es un hecho sin precedentes en la ciudad. Esta situación ha mantenido los precios de venta en niveles muy altos.

La Cátedra ha destacado que lo más preocupante es la rapidez con la que disminuye la disponibilidad, habiendo sufrido una disminución del 23% en el último trimestre. De hecho, en 60 de los 88 barrios de Valencia no hay promociones de vivienda nueva a la venta, lo que significa que en dos de cada tres barrios de la ciudad no hay viviendas de obra nueva.

La Cátedra ha señalado diversas causas para este descenso, como la inflación y sus consecuencias en el aumento de los costes de construcción y de los tipos de interés. También mencionan la falta de terrenos disponibles en la ciudad, los largos procesos administrativos para obtener licencias de obra y los bajos salarios, entre otros factores.

En cuanto al alquiler, la Cátedra ha declarado que se han cumplido las predicciones del Observatorio de la Vivienda, que anticiparon una drástica reducción en la oferta tras la entrada en vigor de la Ley de Vivienda aprobada este año. Desde enero de 2021, el número de viviendas ha disminuido significativamente, quedando menos del 60% de las existentes hace tan solo tres años.

Como resultado, la Cátedra destaca el traslado del alquiler de larga estancia al alquiler de menos de 12 meses, como forma de evitar la aplicación de la mencionada ley. Sin embargo, los precios siguen siendo muy altos, superando los 1.500 € de media, convirtiendo a Valencia en la tercera ciudad con los precios de alquiler más altos de España, después de Madrid y Barcelona.

La Cátedra ha señalado que la escasez de oferta, junto con la buena calidad de vida y las oportunidades profesionales que ofrece la ciudad, han atraído a empresas e inversores internacionales, siendo responsables de esta situación. Asimismo, se ha advertido sobre el impacto en los miles de estudiantes internacionales que llegan cada año a las universidades de Valencia, cuyos costos de alojamiento se están volviendo preocupantes y podrían influir en su elección de destino final.

Además, se ha resaltado la situación de las rentas bajas y los migrantes con menos recursos, quienes no tienen acceso a viviendas reguladas y, por lo tanto, recurren a asentamientos informales. La Cátedra ha señalado que ya había anticipado esta situación hace algunos años.

Ante este contexto, la Cátedra ha propuesto la construcción de viviendas protegidas como la solución más evidente para reducir la tensión de los precios y permitir el acceso a la vivienda para los jóvenes y las rentas medias y bajas. Han expresado esperanza porque la administración autonómica ha escuchado sus propuestas y se está generando un marco normativo para movilizar el suelo público mediante colaboración público-privada y así aumentar la disponibilidad de viviendas en alquiler social y en venta. Además, se consideran otras alternativas como el derecho de superficie y la adquisición por permuta, que permitirán ampliar el parque de viviendas sin afectar el capital público.

En conclusión, aunque la situación actual es compleja, se espera un futuro prometedor con la llegada de nuevas promociones de viviendas protegidas en los próximos meses, junto con otras medidas administrativas que podrían revertir la tendencia negativa observada hasta ahora.