Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Amics del Carme advierte sobre impacto negativo de apartamentos turísticos en Ciutat Vella y demanda restricciones.

Amics del Carme advierte sobre impacto negativo de apartamentos turísticos en Ciutat Vella y demanda restricciones.

La asociación Amics del Carme ha lanzado una alarma preocupante sobre la situación en Ciutat Vella debido al aumento de apartamentos turísticos, exigiendo una regulación estricta y efectiva. Critican la inacción del Ayuntamiento de València frente a la gestión de estas actividades económicas extractivas que, a su parecer, necesitan ser vigiladas y limitadas.

Según la entidad, la alcaldesa de València, María José Catalá, prometió hace un año abordar los abusos e ilegalidades en la industria turística relacionada con los apartamentos turísticos, pero todavía no se ha visto ninguna solución concreta.

Amics del Carme ha denunciado que el supuesto plan de choque anunciado por la alcaldesa no ha tenido impacto positivo y han alertado que, a pesar del aumento de denuncias a apartamentos turísticos ilegales, el número de estos activos en València ha seguido creciendo de manera alarmante.

La asociación ha destacado que el registro oficial muestra un aumento del 2,4% en los inscritos, mientras que en Visit València la cifra ha crecido un 40% desde enero de 2023, lo que indica una clara violación de la normativa urbanística vigente.

En el caso de Ciutat Vella, Amics del Carme ha señalado que diversas asociaciones vecinales y grupos cívicos han estado advirtiendo desde hace años sobre el impacto negativo que la proliferación de hoteles y apartamentos turísticos tiene en los barrios de la zona.

La asociación ha criticado la falta de acción del gobierno municipal para modificar la normativa que permitiría estos nuevos alojamientos turísticos, y han denunciado que el departamento de Urbanismo ha utilizado artimañas para conceder licencias que no cumplen con la normativa existente.

Amics de Carme ha propuesto que la nueva ordenanza de apartamentos turísticos sea transparente y restrinja la creación de nuevos establecimientos que operen fuera de la normativa urbanística actual.

Asimismo, la asociación ha solicitado medidas como declarar la incompatibilidad de uso hotelero en bloques residenciales, obtener certificados de compatibilidad urbanística para todos los apartamentos turísticos, imponer multas desde la primera inspección y clausurar los establecimientos ilegales que sigan operando a pesar de las resoluciones de cese de actividad.

Para Amics del Carme, la inacción del Ayuntamiento está dañando seriamente la convivencia en Ciutat Vella y en toda la ciudad, convirtiendo València en un parque temático en lugar de una comunidad habitable. Critican a la alcaldesa por no cumplir con las normas vigentes, como el censo de apartamentos turísticos en el Barrio de Carme.

La entidad ha expresado su preocupación por la transformación de València en una ciudad turística a expensas de sus residentes, con la proliferación de tiendas y servicios turísticos en lugar de comercios locales tradicionales. Advierten sobre el impacto negativo que esto tiene en la vida cotidiana de los valencianos.