• viernes 27 de enero del 2023

Andrés Cervantes, nuevo presidente de la Sociedad Europea de Oncología Médica

img

VALÈNCIA, diez Ene.

El doctor Andrés Cervantes, directivo científico del Instituto de Investigación Sanitaria Incliva, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de València y catedrático de Medicina de la Universitat de València, es desde este mes de enero el nuevo presidente de la Sociedad Europea de Oncología Médica (European Society for Medical Oncology- ESMO) para los próximos un par de años.

ESMO es una sociedad científica europea de referencia en el campo de la oncología médica que asocia a cerca de 30.000 expertos de este ámbito de la salud de todo el planeta, que se unen para hacer más simple el avance de la profesión y amoldarse a los múltiples cambios que el cáncer necesita, sabiendo no solamente la atención a los pacientes sino más bien asimismo el encontronazo popular de esta patología.

Sus áreas de actuación son la educación de los expertos sanitarios, la difusión del conocimiento científico entre sus integrantes y la promoción de políticas públicas que posibiliten la igualdad y sostenibilidad de los tratamientos contra el cáncer en el ámbito europeo y también en todo el mundo.

La trayectoria del doctor Cervantes en ESMO durante prácticamente 24 años, en diferentes construcciones y comités, le permitió tener una visión global de la sociedad. Desde 1999 fué integrante del Comité de Educación, donde ha creado trabajos en capacitación continuada y estudio electrónico --siendo el solicitado del subcomité y también-learning-- y ha encabezado el conjunto de Guías Clínicas a lo largo de seis años.

Ha sido presidente del Comité de Educación y, más tarde, directivo de Educación en la Junta Ejecutiva de ESMO. Su precursora en la presidencia de ESMO fué la doctora Solange Peters y, su sustituto, desde el 1 de enero de 2025, va a ser el doctor Fabrice André.

Andrés Cervantes trasladará a ESMO su implicación en la capacitación de nuevos expertos y jóvenes estudiosos clínicos, que posibiliten la conexión entre ciencia y conocimiento hasta la atención sanitaria, y su concepción de la actividad estudiosa y asistencial como un servicio a la sociedad para asegurar un futuro mejor.

Sus objetivos adelante de la entidad van a tener, como enormes ejes, asegurar el ingreso igual al diagnóstico y régimen del cáncer mediante la sanidad pública; intensificar las ocupaciones educativas y de diseminación; y transformar ESMO en una enorme red social profesional global acrecentando el número de integrantes y su expansión en todo el mundo.

La actividad de ESMO va a estar alineada con el Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer, impulsado en 2021 por la Comisión Europea con una financiación de 4.000 millones de euros, que establece la estrategia a continuar en este ámbito hasta 2025.

Esta estrategia se enfoca en la prevención, en tanto que el 40% de las situaciones de cáncer se tienen la posibilidad de impedir (a través de la reducción del consumo de tabaco y alcohol, la promoción de hábitos saludables y la disminución de la polución atmosférica); la detección temprana del cáncer; el ingreso igual a una atención, diagnóstico y régimen del cáncer de alta definición, a los fármacos y a exactamente la misma promesa de supervivencia, con independencia del país; y la optimización de la calidad de vida de pacientes con cáncer y sobrevivientes de cáncer.

El doctor Cervantes resalta que desde 1989 hasta 2023, todos y cada uno de los adelantos en prevención, diagnóstico temprano y régimen han eludido en la Unión Europea (UE) 5,9 millones de muertes por cáncer y que el Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer quiere liquidar un 35% mucho más esa mortalidad en 2035. En el año 1990, en hombres, de cada cien.000 muertes, 190 eran por cáncer y en este momento son 123 y, en mujeres, de cada cien.000 muertes, se ha disminuido la cifra de muertes por cáncer de 115 a 79,3 en exactamente el mismo periodo de tiempo.

Sin embargo, si bien las cantidades detallan una evolución muy efectiva en el régimen del cáncer, "en 2023 se calcula que en la UE va a haber mucho más de 1,2 millones de muertes por cáncer, un número de mortalidad muy elevada, y hay aún mucha heterogeneidad en toda Europa", resalta el Dr. Cervantes, que ten en cuenta que, por poner un ejemplo, "la supervivencia en cáncer colorrectal (CCR) fluctúa entre el 49% y el 68% a los cinco años en los países de la UE y que en cáncer de mama las variantes son de sobra del 20%".

La disminución de la mortalidad fué general en los países de la UE en todos y cada uno de los tumores salvo en cáncer de páncreas, en los dos sexos; y en cáncer de pulmón, en la mujer. Precisamente, "los primordiales desafíos en oncología en los próximos años se van a centrar en prosperar la supervivencia en todos las clases de cáncer facilitando el ingreso igual a todos y cada uno de los pacientes en todos y cada uno de los países", asegura el facultativo.

En este sentido, tiene relación a "los programas que está construyendo la UE, como los de screening para cáncer de mama, cuello uterino y cáncer colorrectal --ahora colocados en la Comunitat Valenciana y en España--, con la intención de que tengan un carácter universal en 2025, y su extensión a otros tumores, como pulmón, próstata y, en varias situaciones, cáncer gástrico".

Cervantes influye en la necesidad de un abordaje global del cáncer, "que no solo necesita investigar y atender pacientes, por el hecho de que es imposible omitir el encontronazo popular de esta patología". "En la UE viven el día de hoy 12 miles de individuos sobrevivientes de cáncer, de los que 300.000 son pequeños. Tienen que tener un ingreso a la protección popular, servicios financieros, introduciendo los seguros... No se habla solo de preocuparse de diagnósticos y tratamientos sino más bien de ofrecerles soporte para enfrentar sus inconvenientes en el día a día que afectan a su inserción en el planeta laboral y popular", añade.

Educación y diseminación de la ciencia: Congreso de forma anual, Guías Clínicas y gacetas

Asimismo, considera muy importantes las ocupaciones de educación y de diseminación de la ciencia de ESMO, entre aquéllas que resalta el congreso de forma anual, en el mes de septiembre, que es "una ocasión de dar a conocer y comprender la innovación mucho más reciente en la práctica de la oncología", que este año 2023 se festejará en Madrid, donde se aguardan 30.000 ayudantes y, en 2024, en Barcelona.

En este ámbito cita asimismo las Guías de Práctica Clínica de ESMO, redactadas por un aparato multidisciplinar y internacional de especialistas, que son una referencia para determinar los estándares de régimen en los distintos géneros de tumores, al reunir todas y cada una de las sugerencias según la evidencia a nivel científico y según con la cuantificación del beneficio clínico que contribuye cada intervención.

Además, "ESMO tiene un precaución particular en el avance de carreras expertos de gente joven, creando becas a fin de que cualquier integrante logre llenar su capacitación en los centros de excelencia en la UE", concluye.

Más información

Andrés Cervantes, nuevo presidente de la Sociedad Europea de Oncología Médica