Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

AVA-Asaja solicita investigar la brusca disminución de precios de los cítricos

AVA-Asaja solicita investigar la brusca disminución de precios de los cítricos

El sector agrícola valenciano se encuentra en crisis, ya que los precios de los cítricos han experimentado una caída drástica en las últimas semanas. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha exigido a las autoridades autonómicas y nacionales una investigación exhaustiva para determinar las causas de esta situación.

Según la Lonja de Cítricos de Valencia, los precios de las naranjas han descendido hasta un 30% en el último mes, afectando especialmente a variedades como la Navel Lane Late y la Valencia Late, cuyos precios se sitúan por debajo de los costes de producción. En el caso de las mandarinas, las variedades Orri y Ortanique han sufrido los mayores descensos de valor.

AVA-Asaja ha solicitado una intensa campaña de inspecciones para detectar posibles prácticas anticompetitivas en la cadena comercial. Se ha instado a la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) para que investigue y, de ser necesario, sancione cualquier contrato de compraventa de cítricos que no cubra los costes de producción.

La organización agraria ha señalado que la crisis citrícola se ha manifestado desde enero, afectando a la comercialización de diversas variedades de mandarinas. Se ha destacado la necesidad de un acuerdo global de Intercitrus que aborde la problemática de la 'pinyolà', así como medidas para promover y acabar con la disminución de consumidores jóvenes.

La caída de los precios se ha atribuido parcialmente a las importaciones foráneas, aunque datos de la Comisión Europea revelan que estas han disminuido en comparación con años anteriores. Por otro lado, las exportaciones de naranjas de España a la Unión Europea se mantienen estables, a pesar de dificultades climáticas durante la cosecha.

AVA-Asaja ha expresado su descontento con las políticas comerciales de la UE que favorecen la competencia desleal de países terceros, perjudicando a los productores locales. Se ha resaltado el crecimiento de Egipto como exportador de naranjas y se ha instado a Bruselas a revisar acuerdos comerciales con países competidores.

Las movilizaciones en el sector agrario continuarán hasta que las políticas agrarias y medioambientales se ajusten para mejorar la competitividad y proteger a los productores locales.