Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Belugas rescatadas de acuario ucraniano llegan al Oceanogràfic de València.

Belugas rescatadas de acuario ucraniano llegan al Oceanogràfic de València.

El Oceanogràfic de València, junto con los acuarios americanos de Georgia Aquarium y SeaWorld, han llevado a cabo un arriesgado operativo internacional para rescatar con éxito dos belugas del Delfinario NEMO de Járkov, en Ucrania, y trasladarlas al acuario valenciano.

La ciudad de Járkov, afectada por la devastación de la guerra, ha sido escenario de bombardeos cercanos al acuario NEMO. Esta complicada operación de rescate ha requerido cooperación internacional y enfrentado numerosos desafíos, según el comunicado del acuario.

Los animales, un macho llamado Plombir de 15 años y una hembra llamada Miranda de 14 años, llegaron al Oceanogràfic de València en condiciones delicadas tras un largo viaje desde la zona de conflicto.

El traslado de las belugas comenzó con un trayecto por carretera desde Járkov hasta Odesa, donde se realizaron controles veterinarios. Posteriormente, atravesaron la frontera con Moldavia con la ayuda crucial de la Oficina de la Unión Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF).

Un avión especialmente fletado para las belugas completó con éxito su traslado a Valencia tras cinco horas de vuelo, con la presencia de seis expertos internacionales en cuidado animal.

Al llegar al Oceanogràfic, el equipo de rescate fue recibido por el director general de Medio Natural y Animal de la Generalitat Valenciana, Raúl Mérida, y las belugas fueron trasladadas rápidamente a las instalaciones del acuario en vehículos terrestres de gran tamaño.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón, calificó el rescate como un hito histórico a nivel mundial en protección animal y destacó el arduo trabajo de los profesionales del Oceanogràfic.

El acuario, el mayor de Europa y único en tener belugas en el continente, ha sido reconocido por su compromiso con el bienestar animal. La situación de escasez en Járkov ha dificultado el cuidado de los animales en el acuario NEMO, lo que ha motivado este complejo rescate.

Desde el inicio del conflicto en Ucrania en 2022, el Delfinario NEMO ha evacuado varios de sus animales, siendo el rescate de las belugas una operación logística compleja que requirió preparación y cooperación internacional.

Expertos en mamíferos marinos han elogiado la labor de los acuarios y zoológicos en la protección de la vida silvestre en peligro. La colaboración entre diferentes instituciones ha sido fundamental para garantizar la seguridad y bienestar de las belugas durante su traslado a Valencia.

El proceso de adaptación de las belugas en el Oceanogràfic contará con la presencia de cuidadoras ucranianas durante las primeras semanas, así como un equipo de veterinarios y especialistas en nutrición y comportamiento animal.

Las belugas, una vez recuperadas, se unirán a las residentes del acuario de València. El director de Operaciones Zoológicas del Oceanogràfic ha expresado su agradecimiento a todos los involucrados en este exitoso rescate.