• viernes 3 de febrero del 2023

Bravo solicita un cambio en la Ley de Carreteras para lograr multar en ellas a los puteros con hasta 15.000 euros

img

   Gobierno, Consell y Ayuntamiento de València apuestan por abolir la prostitución y tratar a las mujeres que la ejercitan como víctimas

   VALÈNCIA, 13 Jun.

   La Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública ha pedido a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad que ponga en marcha la modificación de múltiples productos de la Ley de Carreteras de la Comunitat Valenciana de 1991 para lograr sancionar asimismo, hasta con 15.000 euros, "a los puteros y a los proxenetas" que promuevan la práctica de la prostitución en las vías de titularidad autonómica.

   Así lo anunció este lunes la titular de Justicia, Gabriela Bravo, que ha señalado que a las acciones dirigidas a perseguir la prostitución en los prostíbulos y en viviendas se quiere sumar las dirigidas a terminar con esta práctica en las rutas de la Comunitat Valenciana y su ambiente. Ha considerado preciso, "en coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado poder detallar tolerancia cero frente a la prostitución".

   "Es un inconveniente esencial, es un inconveniente de Estado que se debe de emprender y debemos trabajar todos", aseguró, tras lo que ha apuntado que desde los municipios se puede trabajar "por medio de las ordenanzas abolicionistas" y desde la administración autonómica con medidas como la modificación que ha planteado.

   "Hemos comunicado a la Conselleria --de Política Territorial-- la necesidad de cambiar la ley de rutas autonómicas, asimismo para perseguir ahí al demandante --de prostitución-- y a cualquier clase de proxenetismo y de prostitución que se ejercite" y que "fuerce a estar ahí" a las mujeres, ha expuesto Gabriela Bravo, que ha instado a "resguardarlas".

   La responsable autonómica se pronounció de esta forma en la apertura del Foro Feminista Propuestas Ordenanza Prostitución ordenado por la Concejalía de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de València, una día conmemorada para "recibir aportaciones" dirigidas a la elaboración de la citada regla municipal.

   En la iniciativa remitida a la Conselleria de Política Territorial se pide la incorporación de un nuevo producto en el final del Título VIII de la normativa autonómica sobre rutas donde se prohíba "la ocupación temporal de las ubicaciones de dominio público, de protección y de reserva para efectuar en ella usos y ocupaciones similares con la prestación de servicios de naturaleza sexual".

   También, se pide entablar "un trámite de actuación de acompañamiento y protección a quienes efectúan usos y ocupaciones similares con la prestación de servicios de naturaleza sexual". El planteo de Justicia incluye asimismo la adición al producto 41 de la Ley de Carreteras de un nuevo apartado que defina como infracción grave "pedir, negociar o admitir, directa o de forma indirecta, servicios sexuales remunerados en los espacios sujetos a esta ley, según lo preparado en su producto 2".

   La idea prevé estimar estos sucesos como una infracción grave que va a poder ser sancionada con multas de entre 3.001 y 15.000 euros. La iniciativa precisa que "en ningún caso las formas de proceder detalladas en estos productos van a ser fundamento de sanción para las mujeres en situación de prostitución o víctimas de explotación sexual".

   En la inauguración del Foro Feminista Propuestas Ordenanza Prostitución participaron asimismo la encargada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero; la vicealcaldesa de la ciudad más importante valenciana, Sandra Gómez; y su edil de Protección Ciudadana, Aarón Cano.

   Los causantes políticos que participaron en el foro de discusión han coincidido en apuntar que "ha de ser derogada" y que las ordenanzas que impulsen los consistorios tienen que tener como fin "el castigo al putero" y al proxeneta y no a las mujeres, a las que han considerado "víctimas" de "explotación sexual" y "crueldad de género".

   Gabriela Bravo ha señalado el trabajo creado en esta dirección y a favor de "una sociedad libre de prostitución" y ha instado a "explotar todos y cada uno de los espacios para sentar las bases" primordiales dirigidas a "abolir la prostitución" y a "poner el foco en los proxenetas, los abusos y los puteros". Ha dicho que a las mujeres que trabajan en ella no se debe verlas como "elemento perturbador de la paz popular" sino más bien como alguien cuyos derechos es "preciso resguardar".

   Así, ha subrayado que hay que "terminar con la vergüenza de la crueldad y la explotación sexual" y apostó por un modelo que "garantice los derechos escenciales" por el hecho de que "sin ellos es imposible charlar de democracia".

   Por su parte, ha señalado que el modelo valenciano, en el que se trabaja "ya hace quince meses", tiene esa base y ha asegurado que se proseguirá haciendo un trabajo desde la Generalitat "marcando el sendero hacia la abolición con medidas específicas como la modificación de la Ley de Espectáculos y el modelo de Ordenanza Abolicionista".

   "Hay que mirarlas a ellas, que no están ahí por su intención sino más bien pues proseguimos arrastrando un término de sociedad patriarcal en el que hay hombres que estiman que están en su derecho a abonar por el cuerpo de una mujer", ha expuesto la consellera, como asimismo hicieron Calero y Gómez. Bravo ha insistido en reclamar una ley estatal integral.

   La encargada del Gobierno ha asegurado que se está "mucho más cerca" de poder esta abolición y ha valorado que esté vigente un "enfrentamiento esencial" cerca de este tema para emprender "un tema pendiente de la democracia". "La prostitución es desigualdad" y "un método de explotación", dijo, aparte de destacar que "el cuerpo de la mujer no es objeto de consumo".

   La vicealcaldesa ha confiado en que València sea "entre las primeras ciudades en tener una ordenanza abolicionista" de la prostitución y "protectora de las mujeres mucho más atacables". "Es imposible ser progresista y proteger que el proxenetismo es una suerte de independencia de compañía", que en él hay "nuevos negociantes a los que existen que normalizar o blanquear, o que los puteros son usuarios que tienen derechos", ha proclamado.

   Cano, por su lado, ha señalado que el objetivo primordial del foro de discusión de este lunes es buscar medidas alén del ámbito policial para seguir hacia la abolición. "Estamos trabajando desde un criterio no solo rigurosamente policial. Tenemos que ver la pelea desde distintas ámbitos, desde el de ocupaciones y desde el de espacio público, y todo rematado con el trabajo de seguridad ciudadana.

   La localidad de València va a comenzar el trámite administrativo para redactar una Ordenanza de Prostitución que reemplace a la de 2013 y que asista a batallar las novedosas maneras de prostitución que no son perceptibles.

Más información

Bravo solicita un cambio en la Ley de Carreteras para lograr multar en ellas a los puteros con hasta 15.000 euros