• viernes 3 de febrero del 2023

Cae una banda experta en el tráfico ilegal de automóviles que operaba en toda Europa

img

La operación se salda con 15 detenidos tras un par de años y medio de investigación

ALICANTE, 11 Ene.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal, asentada en la provincia de Alicante, que presuntamente se encontraba experta en el tráfico ilícito en todo el mundo de automóviles de gama alta. La investigación, que se ha prolongado a lo largo de mucho más de un par de años y medio, permitió parar a 15 personas y también intervenir 17 automóviles tal como varias herramientas destinadas a su sustracción y falsificación de automóviles.

Las técnicas usadas para conseguir los automóviles, que más tarde vendían en otros países de europa, eminentemente en Francia, eran la sustracción y la apropiación incorrecta mediante contratos de renting, leasing y alquiler temporal, según informó la Policía Nacional en un aviso.

Esta operación asimismo permitió acreditar la presencia de vínculos del entramado con otras ocupaciones delictivas al hacer más simple automóviles a personas en teoría similares con el tráfico de drogas mientras que a estos les constaba la titularidad de las compañías de renting.

A los 15 detenidos se les han encausado delitos de pertenencia a organización criminal, apropiación incorrecta, falsedad reportaje y hurtos de vehículo, que se cometieron desde 2019 hasta el mes pasado de noviembre, fecha donde sucedió la última sustracción investigada. Los agentes no desechan novedosas detenciones.

Las pesquisas se comenzaron en el mes de julio de 2020 en el momento en que los agentes recobraron en Alicante un vehículo de gama alta que había sido denunciado como sustraído un mes antes en el ayuntamiento alicantino de la Vila Joiosa. Los hechos sucedieron en un aparcamiento comunitario donde se sustrajo un segundo turismo de especificaciones afines.

Desde estos 2 latrocinios, los agentes comenzaron gestiones que dejaron acreditar que existía una organización criminal muy enfocada y durable en el tiempo. También identificaron conexiones de esta banda con el tráfico en todo el mundo de automóviles al advertir un fluído de automóviles que no solo ponía a España como origen sino más bien asimismo como destino.

En esta línea, en territorio nacional han localizado automóviles que proceden de países como Francia, Estonia, Italia o Reino Unido. En el primer caso, el destino de los turismos era su despiece y venta en el mercado negro, o la perturbación de sus elementos identificativos, lo que se conoce como "maquillado", y su matriculación con documentación falsa para, más tarde, venderlos fuera de España, eminentemente en Francia.

La segunda de las vías usadas era la apropiación incorrecta de automóviles desde contratos de renting, leasing y alquiler temporal que no pagaban. Esto suponía el estafa a la compañía dueña o financiera perjudicada y, más tarde, procedían a su matriculación en un tercer país por medio de documentación falsificada.

Este modus operandi de la organización en relación a la sustracción de los automóviles de gama alta y su posterior comercialización en el mercado negro revela la "enorme experiencia y alta especialización" que tenían sus integrantes, que actuaban siempre y en todo momento de manera meticulosa y ordenada", según señala la Policía Nacional.

En primer sitio, seleccionaban esmeradamente los automóviles a substraer. Para ello, empleaban gadgets de geolocalización (balizas) para conseguir información sobre las prácticas de su dueño y poder detallar el instante perfecto para llevar a cabo el hurto.

A continuación, hacían empleo de herramientas y gadgets concretos que les dejaba tanto cortar las señales de alarma como abrir el vehículo. Una vez dentro, merced a complejos gadgets electrónicos, clonaban la llave.

Otro de los hechos que transporta a la Policía Nacional a saber que los pertenecientes de la banda tenían una alta tecnificación es que sustraían automóviles de diferentes fabricantes, en el momento en que todas ellas necesita gadgets y técnicas distintas de apertura y clonado de llaves.

Una vez realizada la copia de la llave, en exactamente el mismo instante o días después, sustraían el vehículo "en cuestión de segundos". Posteriormente y siempre y en todo momento antes de introducirlos en talleres o garajes subterráneos, los dejaban "enfriar", o sea, los guardaban a lo largo de unos días en la vía pública para cerciorarse de que no llevaban gadgets no eliminados que posibilitaran al dueño o a la policía su ubicación.

A partir de ese instante, lo trasladaban a un espacio seguro donde era "maquillado": suprimían sus elementos identificativos -eminentemente matrícula, bastidor y documentación- y le creaban unos nuevos para dotar al vehículo de otra identidad.

Por último, cuando el vehículo había sido "doblado" y documentado, era reintroducido a la circulación, de manera que se ponía en venta llegando a usuarios de buena fe que ignoraban la procedencia ilegal del mismo.

La investigación policial se ha creado en tres fases. Las 2 primeras, entre 2020 y 2021. En la primera de ellas, los agentes actuaron sobre el tráfico de automóviles objeto de leasing con reserva de dominio y detuvieron a 2 personas. En esta situación advirtieron una mercantil usada para conseguir automóviles que eran inscriptos y transportados a Francia de manera fraudulenta.

La segunda etapa fue apuntada al tráfico de automóviles objeto de renting y concluyó con la detención de cinco personas. Con exactamente la misma mercantil descubierta unos meses antes contrataban automóviles en su modalidad de renting que eran, del mismo modo, inscriptos y transportados a Francia de forma fraudulenta.

La tercera y última etapa operativa, creada en el mes de diciembre, se centró en el tráfico de automóviles objeto de hurto. Tras encontrar el sitio de ocultación y "maquillado" de los automóviles, los agentes hicieron múltiples registros en los que intervinieron automóviles sustraídos y varias piezas y documentación relativa a otros turismos.

También requisaron efectos usados en el hurto de los turismos, como equipos de transmisiones, localizadores GPS o gadgets para la apertura y clonado de llaves de automóviles. Fruto de esta etapa fueron detenidas ocho personas mucho más.

La investigación puso de manifiesto que todos y cada uno de los eslabones del entramado conseguían copiosos provecho con la venta de automóviles. Por otra sección, a través de la venta ilegal de los turismos, varios de los investigados adquirían otros automóviles en el extranjero que, una vez matriculaban en España, vendían. De este modo blanqueaban el dinero que habían logrado de manera ilegal.

En total, aparte de los 17 automóviles intervenidos los agentes se han aprehendido de abundante documentación y elementos de otros turismos, herramientas y documentos usados en los hurtos y falsificaciones de exactamente los mismos, llaves, y 6.500 euros en efectivo.

Paralelamente, se han recuperado automóviles en otros países de Europa, primordialmente en Francia, país en el que una parte de la organización estaba asentada, lo que permitió que las autoridades francesas hayan efectuado múltiples detenciones y se hayan incautado asimismo de automóviles de origen español.

Más información

Cae una banda experta en el tráfico ilegal de automóviles que operaba en toda Europa