Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Cerrado el Parc Central de València ante posible protozoo en sus aguas

Cerrado el Parc Central de València ante posible protozoo en sus aguas

Se han detectado siete casos de infección por este microorganismo en niños de entre 2 y 9 años.

VALÈNCIA, 20 Jul.

El Ayuntamiento de València ha ordenado el cierre cautelar y provisional del Parc Central y va a proceder al vaciado de las láminas de agua y fuentes de todo el jardín tras la alerta remitida desde la Subdirección General de Epidemiología de la Generalitat por la sospecha de la presencia del protozoo cryptosporidium, un microorganismo causante de la criptosporidiosis.

Una vez se vacíen las zonas de agua se procederá a su desinfección por parte de los servicios municipales, según ha detallado el concejal Carlos Mundina.

El Ayuntamiento y la Conselleria trabajan "de manera conjunta" tras haberse registrado casos de infección por este microorganismo en un total de siete niños de edades comprendidas entre los 2 y 9 años, según ha informado el consistorio en un comunicado. El síntoma principal de la infección es diarrea acuosa, a menudo junto a otros signos de malestares gastrointestinales.

El contagio, según los datos recabados, ha podido deberse al "acceso indebido" a las láminas de agua y las fuentes por parte de los niños como zonas de baño y refresco, un uso que desde el Ayuntamiento recuerdan que está "totalmente prohibido", dado que esas aguas "no reciben tratamiento como aquellas en las que sí se permite el baño por parte de los usuarios".

Mundina ha asegurado que desde el Ayuntamiento "se ha cerrado el acceso al parque y a todas las zonas afectadas". "Está totalmente prohibido el uso indebido de estos espacios, ni por parte de las personas, tanto adultos como menores, ni tampoco por parte de las mascotas, especialmente los perros, dado que son transmisores de la enfermedad", ha recalcado.

Tras la alerta sanitaria se ha ordenado el cierre de las instalaciones y se va a iniciar el tratamiento del agua, aplicando los procedimientos disponibles para incidentes fecales (PWTAG, o de otros organismos). Asimismo, se ha procedido a la toma de muestras para su análisis con el fin de confirmar la eficacia del tratamiento.

El parásito que transmite la criptosporidiosis vive en la tierra, en los alimentos y en el agua, y también puede hallarse en las superficies contaminadas con heces. La infección se suele producir al ingerir el parásito si está en la comida, en el agua, tanto en la que se bebe como en la que se nada, así como al tocarse la boca con manos contaminadas.