• viernes 27 de enero del 2023

Cierran al culto la iglesia municipal de Sollana tras el derrumbe de la bóveda de una de sus capillas laterales

img

VALÈNCIA, 8 Ago.

La iglesia parroquial de Santa María Magdalena de la ciudad valenciana de Sollana continuará clausurada al culto mientras que se efectúan los trabajos de limpieza y desescombro tras el derrumbe este pasado domingo de la bóveda de una de sus capillas laterales, que no provocó víctimas puesto que sucedió en el momento en que el templo se encontraba cerrado.

En cualquier situación, hablamos de una falsa bóveda de una capilla del costado y no de la cúpula del templo, según ha precisado el Arzobispado en un aviso.

Los profesionales municipales realizaron este lunes una inspección en el templo y ahora están en contacto con el arquitecto del Arzobispado de València para investigar la causa del derrumbe y planear la mejor forma de volver a poner la bóveda de la capilla del costado de San Juan Bautista.

Desde el interior del templo "no se apreciaba ningún signo de deterioro ni de humedades en la bóveda, con lo que no conocemos la causa del derrumbe, que no ha provocado ningún daño personal", explicó el párroco Félix Fernández.

A causa del derrumbe, "no hay daños en la composición primordial pero sí en la capilla del costado perjudicada, en concreto en una pila bautismal", apunta el sacerdote.

El Ayuntamiento ha enviado este lunes personal municipal para llevar a cabo la limpieza y retirada de los escombros y para garantizar "completamente" la región y eludir que quede algún elemento "que logre desprenderse del techo".

El alcalde de Sollana, Vicente Codoñer, en afirmaciones a Europa Press, explicó que la causa del derrumbamiento "semeja ser" que es ya que no se encontraba en buen estado y este invierno las lluvias "fueron muy rebosantes y se había hecho una acumulación de agua y se encontraba la región ahora amontonada".

Asimismo, ha comentado que "ahora mismo el resto de tejados no se conoce de qué forma están pues desde fuera no se tienen la posibilidad de investigar pero se procederá a examaminarlos".

"Al pasar por esa región se veía una grieta pero absolutamente nadie va a meditar que habrá ahí un derrumbe pues nos encontramos familiarizados a conocer los monumentos muy viejos y semeja que el material vaya a perdurar toda la vida, pero siempre y en todo momento tiene un desgaste", ha señalado a Europa Press un vecino de Sollana.

Mientras se efectúan estos trabajos de limpieza, el templo continuará cerrado al culto, por consiguiente las misas y la novena de las fiestas patronales que se festejan estos días se trasladarán a la iglesia conventual de la Purísima Concepción del Raval.

Una vez concluyan los trabajos de limpieza, se prevé estudiar la oportunidad de "abrir con normalidad al culto, delimitando la capilla, si es recomendable y no hay ningún riesgo", según el Arzobispado.

Este miércoles, diez de agosto, se festejará la celebración mayor en honor al Santísimo Cristo de la Piedad, cuya imagen "va a salir desde la parroquia de Santa María Magdalena pero no se va a abrir al público", y va a ser trasladada durante la noche en procesión hasta la iglesia del Raval. De nuevo, el jueves, 11 de agosto, por la tarde la imagen va a ser devuelta a Santa María Magdalena.

"La ofrenda del Cristo es la celebración primordial de Sollana y la multitud está un tanto despagada por el hecho de que hay festeros que a lo largo de toda la pandemia no han salido. Hay un montón de gente joven con ilusiones" ha lamentado a Europa Press una vecina de la ciudad.

Los hechos sucedieron este domingo. El párroco de Sollana escuchó un "fuerte" clamor por la mañana, antes que el templo abriese al culto, y alertó del desplome de una parte de la bóveda de una capilla del costado. Agentes de la Policía Local se trasladaron al sitio para acordonar la región y efectuar una primera evaluación de daños al lado de un técnico del Ayuntamiento. Minutos después, hubo un segundo desplome tras la caída total de la bóveda.

Más información

Cierran al culto la iglesia municipal de Sollana tras el derrumbe de la bóveda de una de sus capillas laterales