Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Colegio Tomás de Villarroya solicita ascensor para garantizar la inclusión de estudiantes con dificultades motoras

Colegio Tomás de Villarroya solicita ascensor para garantizar la inclusión de estudiantes con dificultades motoras

El Ayuntamiento de València asegura que la alcaldesa Catalá está comprometida "personalmente" en abordar rápidamente los problemas en el CEIP Tomás de Villarroya.

La comunidad educativa denuncia los problemas continuos con el único ascensor del centro y exige la instalación de un segundo elevador para garantizar la igualdad de servicio educativo.

El único ascensor del colegio se averió el lunes, lo que obligó al alumnado a recibir clases en el patio o el gimnasio.

La Federación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la provincia de Valencia (Fampa-València) explica que la dirección del centro decidió no separar a los estudiantes afectados de sus compañeros y puso mesas y sillas para todos.

Las familias llevan años solicitando un segundo ascensor para evitar la suspensión de clases cuando el único ascensor falla, permitiendo al mismo tiempo un acceso más rápido a las aulas.

Según la AMPA, actualmente hay 14 niños y niñas con movilidad reducida que necesitan hacer uso del ascensor, pero debido a su tamaño solo pueden subir uno a uno, lo que afecta su puntualidad a la hora de entrada a clases o al patio.

La presidenta de la AMPA destaca la necesidad de mejorar las instalaciones del centro para evitar la discriminación de estos alumnos y garantizar su igualdad de condiciones.

Desde el año 2022 se ha solicitado la instalación de un segundo ascensor, pero por cuestiones burocráticas y papeleo, el proyecto se encuentra a la espera de concretarse.

La presidenta del AMPA señala que el ascensor actual ha estado sin funcionar durante tres semanas el curso pasado y se han registrado varias averías menores desde entonces.

El Ayuntamiento de València explica que se ha solicitado la reparación del ascensor y se espera que los trabajos duren dos días.

El centro educativo lleva años solicitando una solución y el equipo de gobierno asegura que ha actuado con diligencia.

La alcaldesa María José Catalá ha garantizado su compromiso personal para solucionar estos problemas rápidamente.

El Ayuntamiento se mantiene en contacto con la Conselleria de Educación, que este verano aprobó la instalación del segundo ascensor.

Para la instalación del segundo ascensor, la empresa contratada no ha solicitado la licencia municipal, pero se ha informado a la Conselleria que puede comenzar los trabajos con una declaración responsable.