• martes 06 de diciembre del 2022

Colomer insta a "corregir" sobre la tasa turística, "no politizar" y distanciarse de una "aproximación superficial"

img

VALÈNCIA, 27 Jun.

El secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, ha reiterado este lunes su "opinión precisamente contraria" a la implantación de una tasa turística en la Comunitat Valenciana y ha insistido en que se "corrija" sobre una medida que se está abordando, a su juicio, con una "mirada superficial". "El turismo es un tema de estado que no es bueno politizar para nada" y "corregir es de sabios", ha defendido.

Así lo ha señalado en la Comisión de Industria y Comercio, Turismo y Nuevas Tecnologías, donde ha comparecido a solicitud de PP, Ciudadanos y Vox. La comisión ha arrancado con la decisión de Vicent Marzà como su nuevo presidente.

Colomer expresó su "respeto absoluto a todas y cada una de las críticas que ya están" sobre la tasa, pero ha subrayado que es un "fallo" y ha esperado que "esperemos pase algo" que lleve a cabo "colectivamente corregir", pues el parlamento valenciano tiene "una enorme ocasión" para "pensar", "hablar" y "percibir". "Corregir es de sabios y demócratas", indicó, y ha remarcado que además de esto, desde el momento en que se presentó el emprendimiento, "el planeta cambió en los últimos seis meses".

El secretario autonómico ha expuesto que "los valores" y "principios" de la Ley del Turismo sobre los factores de gobernanza y "corresponsabilidad" con el ámbito "no se materializan" en este emprendimiento.

Colomer ha incidido en que hay que "contextualizar" la tasa, que se enmarca después de las "pérdidas severísimas" de la crisis "muy dura" del coronavirus, en los que el turismo fué el "campo que mucho más ha perdido"; la guerra en Ucrania; "un instante de subida del 20% en los costos de producción"; en el que "toca" la devolución de préstamos del ICO y que coincide con la congelación de costes del Imserso, contra la que ha cargado. El turismo "no habría de estar en la diana fiscal de absolutamente nadie en estos instantes", ha lamentado.

Asimismo, ha criticado que en su tramitación se utilice "una formulación que impide el informe del Consell Jurídic Consultiu y del Comité Económico y Popular", "críticas cualificadas y importantes en la plan de actuación" y que tienen la posibilidad de dar "seguridad jurídica".

Colomer ha advertido que "no por mucho más presión fiscal se termina colectando mucho más" por el hecho de que "hay un punto en que dejas de ser competitivo", y ha esgrimido que la Comunitat Valenciana es un "modelo de modelos", diverso y complejo, con mucho más peso de pequeñas compañías familiares "que tienen que realizar varios números para subsistir", y no tanto enormes corporaciones y "especuladores", tal como una extensa cadena de valor, con lo que "una observación superficial y única es un fallo". Considera, en ese sentido, "superficial" cotejar la Comunitat Valenciana con otros sitios donde sí está en vigor la medida.

En ese sentido, ha asegurado que la tasa no la terminará pagando el visitante pues "el modelo de negocio no es de esta manera" y la aceptarán las compañías, y ha detallado que a través de la turoperación se reservan las plazas "con varios meses de anticipación" a un "precio cerrado", con lo que los encarecimientos "no pudieron tener repercusión en el valor" y dismuyen los márgenes del ámbito, "ahora por sí estropeados".

Asimismo, aseguró que "la restauración del campo no coincide con el retorno de la demanda", pues este verano puede ser una enorme eclosión numérica de personas y eso no significa que sean negocios singularmente rentables por varios fundamentos".

Colomer se ha preguntado que "si es una tasa con vocación ambientalista", por qué razón deja fuera "a los que tienen que llevar a cabo mucho más sacrificios", como el transporte en avión o el hosting irregular. "Solo te quedas en el hospedaje reglado" y es "difícil de argumentar" ha añadido, antes de puntualizar que no es su intención "redirigir impuestos" sino más bien realizar hincapié en que "hay una proporción de elementos de la experiencia turística que queda fuera de la mirada de esta ley, que igual son los que mucho más encontronazo tienen".

A su juicio, en el ámbito medioambiental, lo que debe hacerse es explotar los fondos Next Generation para conseguir una transformación, y puso el foco en que exactamente el último programa anunciado por estos fondos se dirige singularmente, en el ámbito privado, a los hospedajes turísticos para progresar su eficacia energética y economía circular.

De cualquier modo, ha señalado que el razonamiento económico no es el más esencial, sino más bien visto que "penalizar el turismo" y "el viajar" es por sí un "fallo conceptual" y "filosófico". Ha reprochado la oración "que paguen los de fuera": "Es horrible el estigma que crea, de ahí a algún género de fobia no hay nada". Además, ha argumentado que el 62% del turismo nacional en la Comunitat lo conforman los propios valencianos.

Sobre su oposición a una medida que fomenta el gobierno del que forma parte, aseguró que "sostener una variedad de situaciones y no encajar al 100 por ciento los que nos encontramos en exactamente la misma escuadra política no habría de ser un sacrilegio". "El turismo es un tema de estado que no es bueno politizar para nada", ha añadido

"No tengo sensación de estar a la vera de un enorme lobby o defendiendo lo que no toca proteger", ha señalado Colomer, antes de insistir en que "lo que el ámbito y sociedad aguardan es que ayudemos a remontar, no poner palos en las ruedas".

Desde la oposición, Ana María Cerdán (Vox) y Carlos Gracia (Cs) han coincidido en destacar la "valentía" de Colomer. Cerdán ha preguntado a Colomer si no cree que la opcionalidad de la tasa puede sospechar un combate entre municipios. Gracia ha lamentado que la tasa "adolece de algo mucho más básicas en democracia que es su falta de empatía". De una parte del PP, Manuel Perez Fenoll ha tachado de "formidablemente triste" que el secretario de Turisme "no cuente con el acompañamiento ni respaldo" de sus compañeros de partido.

Desde Unides Podem, Ferran Martinez ha subrayado que la tasa sí respeta la ley de turismo y ha coincidido en la necesidad de acordar, pero ha lamentado que "cada uno de ellos se puso en su trinchera". "Asumir esta iniciativa no es ni una condena de muerte al ámbito ni una contestación a todos y cada uno de los desafíos", ha sostenido. Además, indicó que el diálogo no hay que realizar solo con la patronal sino más bien con los vecinos de las ciudades y los trabajadores.

Por una parte de Compromís, Paco García ha señalado que Colomer "vino con una visión socioliberal" "está fijando una situación personal" en el momento en que "o sea un convenio del Botànic" y del parlamento en el que radica la soberanía del pueblo" ha remarcado, con lo que "en relación se apruebe la tasa" Colomer "deberá ser de los primeros en impulsarlo como integrante del gobierno".

Por su parte, desde el PSPV, Trini Castelló mostró el "acompañamiento unánime" del partido a todas y cada una de las políticas impulsadas por Turisme en la legislatura, si bien ha defendido que la tasa es "una ocasión" que se pone predisposición de los consistorios para implantarse de forma facultativa desde su "autonomía municipal".

Al respecto, Colomer ha apuntado que si bien la tasa sea facultativa y local, "rompe la unidad de mercado" y ha advertido que "no debemos competir entre nosotros" en el mercado turístico ni "romper la unidad de marca".

Asimismo, ha criticado que no es el hospedaje reglado "quien saquea el alma de las ciudades y altera la convivencia", sino más bien la oferta turística irregular. "Eso no lo vas a mitigar con la tasa, vas a gravar al legal", ha subrayado. "Apuntemos a aqullos que no abonan nada, y que proseguirán siendo mucho más confrontados", ha señalado, antes de lamentar que la tasa "deja fuera a los pésimos" y los que tienen "una enorme deuda pendiente con el interés general".

Más información

Colomer insta a "corregir" sobre la tasa turística, "no politizar" y distanciarse de una "aproximación superficial"

Noticias de hoy más vistas