• miércoles 05 de octubre del 2022

Comienza el Congreso Internacional de Economía Pública con una llamada contra la "independencia absoluta" de los mercados

img

VALÈNCIA, 13 Jun.

El 33 Congreso Internacional del Centro de Investigación y también Información sobre la Economía Pública, Social y Cooperativa (CIRIEC) se ha abierto en València con la solicitud de remarcar el papel de los estados contra la "independencia absoluta" de los mercados, frente a la situación de hoy vital por la escalada de costes derivada de la guerra de Ucrania y las secuelas de la pandemia

Bajo el lema 'Novedosas activas mundiales en la era articulo-COVID: retos para la economía pública, popular y cooperativa', el cónclave ha arrancado el Palau de les Arts la primera de sus tres jornadas antes de una charla al cargo del Premio Nobel de Economía Paul Krugman.

El 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, ha cerrado la inauguración apelando a un "keysianismo capaz" contra los populismos y la desigualdad para "resguardar la democracia". Un sendero que, a su juicio, ahora se ha iniciado pues "algo está mudando" en el momento en que Estados Unidos demanda novedades laborales y la Unión Europea ha acordado unificar un salario mínimo.

En exactamente la misma línea, el presidente de CIRIEC-Internacional, Alain Arnaud, ha contrapuesto el modelo cooperativista al de la "independencia absoluta" de los mercados, que ha apuntado como responsable actualmente de hoy "traumático", y ha letrado por que los países recobren seguridad y tengan "un sentido mucho más popular y solidario".

Juan Antonio Pedreño, titular de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) y de Social Economy Europe, ha llamado a explotar los fondos de europa en este "instante vital pero feliz" y a que las cooperativas tengan mucho más predominación en las políticas públicas, con la meta de medrar un diez% y conseguir 22 millones de trabajadores en Europa. "Este es el punto de partida a fin de que la economía popular libere todo su capacidad", ha alentado.

En su intervención, el encargado de la Confederación de Cooperativas de la Comunitat (CONCOVAL), Emili Villaescusa, ha señalado que el congreso se festeja en una tierra de cooperativas y que estas compañías han recuperado el nivel de empleo y facturación antes de la pandemia, aparte de proteger su papel para batallar la despoblación y producir trabajo permanente y de calidad.

Como alcalde de València, Joan Ribó ha abierto el congreso, que acogió la localidad en 1992, resaltando la misión climática València 2030 para una urbe mucho más saludable, sostenible, "compartida, creativa y mediterránea". "O sea lo que deseamos ser, pero no nos vale llevarlo a cabo de cualquier forma", ha aseverado.

Por su parte, la presidenta de CIRIEC-España, Adoración Mozas, puso en valor la transformación en los últimos años de València, donde está la sede de la organización, y ha destacado las 300 comunicaciones presentadas al congreso de las que se han elegido 180.

Y la rectora de la Universitat de València (UV) donde tiene su sede de españa CIRIEC, Mavi Mestre, ha señalado el deber de las universidades con la capacitación de expertos cualificados y ha pedido batallar la crisis climática y la brecha popular agudizada por los efectos de la pandemia.

Más información

Comienza el Congreso Internacional de Economía Pública con una llamada contra la "independencia absoluta" de los mercados