Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Compromís demanda protección legal para la interrupción del embarazo ante acoso.

Compromís demanda protección legal para la interrupción del embarazo ante acoso.

En València, el partido Compromís ha presentado una proposición no de ley en Les Corts para exigir al gobierno autonómico que proteja el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo de acuerdo con la legislación vigente. Además, solicitan que se haga cumplir el Código Penal, especialmente en casos de acoso a mujeres en clínicas donde se practica el aborto.

Esta iniciativa, liderada por las portavoces de Sanidad e Igualdad de la coalición en Les Corts, Mònica Àlvaro y Vero Díaz respectivamente, busca detener el retroceso en los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres en la Comunidad Valenciana. Según Compromís, este retroceso se está acelerando con la presencia de grupos "provida" a las afueras de clínicas ginecológicas privadas, como denunciaron recientemente en Alicante.

Àlvaro ha destacado que en las ciudades valencianas es común ver a personas que infringen la ley al acosar a mujeres que buscan abortar en clínicas privadas debido a la falta de disponibilidad de este servicio en hospitales públicos. La diputada ha enfatizado la responsabilidad del gobierno autonómico en proteger a las mujeres y hacer cumplir la ley para garantizar sus derechos.

La propuesta parlamentaria también llama a evitar que se promocionen actividades que vayan en contra de los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres, denunciando charlas antiaborto, obstáculos para abrir casas de parto y la creación de oficinas antiaborto en diversos municipios valencianos.

Compromís per Alacant ha alertado sobre la presencia de grupos "provida" en la ciudad y su impacto en el clima ideológico generado por los acuerdos entre partidos de derecha y ultraderecha. La concejala Sara Llobell ha anunciado que llevará la propuesta al pleno del Ayuntamiento de Alicante para obtener un compromiso político en defensa de los derechos de las mujeres a decidir sobre su maternidad.

En medio de esta controversia, Llobell ha criticado al alcalde de Alicante por respaldar la creación de una oficina antiaborto, lamentando la falta de medidas sociales para apoyar a las mujeres que deciden continuar con su embarazo. La situación, según la política, deja a las alicantinas en una situación de vulnerabilidad y sin acceso a servicios de aborto en el hospital general debido a la objeción de conciencia de los ginecólogos.