• lunes 28 de noviembre del 2022

Compromís pide que la reforma fiscal sea congruente con el pacto del Botànic y expone un nuevo "impuesto al lujo"

img

VALÈNCIA, 4 Oct.

La ejecutiva de Compromís ha cerrado un posicionamiento sobre la reforma fiscal anunciada por el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, demandando que sea "congruente" con el pacto de gobierno reeditado en 2019. Para ello ve preciso acrecentar los factores del impuesto de patrimonio a los mucho más ricos y expone la creación de un nuevo "impuesto al lujo" que grave la inscripción de recursos como turismos de gama alta o yates en sociedades mercantiles.

Así lo han explicado los tres portavoces de la coalición --Àgueda Micó por Més-Compromís, Alberto Ibáñez por Iniciativa y Juan Ponce por Els Verds-- tras la asamblea de este martes por la tarde. La semana anterior, Puig (PSPV) anunció que la reforma incluiría una exclusiva cuota autonómica del IRPF, que no concretó, para todos y cada uno de los que cobren menos de 60.000 euros por año, aparte de asegurar que los mucho más ricos "van a pagar igual que hasta la actualidad".

En cambio, Compromís cree que la reforma no debe ponerse un límite únicamente en el IRPF por el hecho de que "no se debe confrontar a los trabajadores que tienen sueldos precarios con los que no", sino el enfrentamiento debe centrarse en que los que mucho más amontonan aporten mucho más, en expresiones de Ibáñez.

Por ejemplo, a su juicio, un valenciano con una renta de tres millones podría pasar de dar un 2,12% de impuesto de patrimonio a un 2,55% y "todavía de este modo proseguiría siendo riquísimo".

La coalición asimismo protege la oportunidad de hacer un impuesto al lujo para "procurar corregir una pequeña trampa muy frecuente", el de poner recursos de empleo especial como turismos, yates o jets a nombre de una compañía para no tributar.

"No tenemos la posibilidad de bajar los capital", ha resumido Ponce, mientras que Micó ha insistido en que los valencianos no tienen la posibilidad de estar "discriminados" en los fondos que recibe la Comunitat del Estado y que es algo que sus representantes en Madrid proseguirán reclamando hasta la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023.

Preguntados por la situación de Puig, los portavoces han recordado que un gobierno de coalición se apoya en la codecisión y que la iniciativa de una sección no está sobre el resto, aparte de proteger que la situación de Compromís está mucho más alineada con los especialistas que aconsejan a la Generalitat sobre la reforma fiscal.

"No somos de negociar con líneas rojas, pero de esta crisis se sale de otro modo: que la clase trabajadora pague menos impuestos y que los que se están forrando en esta situación aporten mucho más", ha recalcado Ibáñez, garantizando que va a haber acuerdo con el PSPV si el presupuesto de la Generalitat es congruente en capital y costos.

En su posicionamiento por escrito, la ejecutiva ten en cuenta que el pacto del Botànic II incluyó el deber de acrecentar la progresividad del tramo autonómico del IRPF, tal como que la iniciativa de los conjuntos parlamentarios del tripartito aprobada la semana anterior en el Debate de Política General abogaba por una mayor contribución de las rentas altas.

De ahí que la dirección de Compromís haya acordado enseñar su acompañamiento al grupo negociador de la coalición en el seno del Consell para conseguir una reforma fiscal "congruente", aparte de reiterar la necesidad de conseguir en el instante un nuevo servicio de financiación autonómica y de trabajar por unos capitales de la Generalitat para 2023 que tengan como prioridad los ejes del Botànic.

En este posicionamiento no se se refiere a otras necesidades que propuso la coalición después del aviso de Puig, como achicar de 60.000 a 50.000 euros el límite de los ciudadanos que se favorecerían de la rebaja del IRPF, integrar un nuevo tramo entre 150.000 y 200.000 euros. Tampoco se relata su rechazo a la deducción fiscal de cien euros en las hipotecas para rentas de hasta 30.000 euros ni su insistencia en hacer un impuesto para las bebidas azucaradas.

Más información

Compromís pide que la reforma fiscal sea congruente con el pacto del Botànic y expone un nuevo "impuesto al lujo"

Noticias de hoy más vistas