Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

DANA promete graves lluvias y tormentas en la Comunitat

DANA promete graves lluvias y tormentas en la Comunitat

La consellera Elisa Núñez asegura que los servicios de emergencias están "preparados" y pide prudencia y evitar "riesgos mayores".

VALÈNCIA, 31 Ago.

La depresión aislada en niveles altos (DANA) que afectará en los próximos días a la Península Ibérica provocará efectos "adversos" y situaciones "complejas" en la Comunitat Valenciana, con probabilidad de chubascos y tormentas que podrán ser localmente fuertes o muy fuertes y persistentes a lo largo del fin de semana.

Así, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) avisa de un cambio de tiempo que a partir del viernes en la Península Ibérica, con la llegada de una vaguada atlántica que durante el sábado se aislará de la circulación general y que dará lugar a la formación de una DANA centrada en el oeste peninsular.

Ante el aviso de la llegada de la DANA a la Comunitat Valenciana, la consellera de Justicia e interior, Elisa Núñez, ha convocado este jueves una reunión de coordinación con la Delegación y Subdelegación de Gobierno, la Subdirección de Emergencias y bomberos provinciales y municipales para establecer "acciones coordinadas" de cara a garantizar "la protección y seguridad a los ciudadanos".

Núñez ha asegurado que los medios propios de la Generalitat están "previstos" y que está "todo preparado" ante la llegada de la inestabilidad atmosférica. En concreto, ha puntualizado que los Servicios de Emergencias de la Generalitat, los consorcios y el teléfono 112 "están prealertados y listos para actuar en cualquier situación anómala que se pueda presentar y para atender un aumento de volumen de llamadas".

La consellera ha indicado que aunque hay "cierta incertidumbre" sobre la afección que tendrá la DANA sobre la Comunitat Valenciana sí ha considerado "conveniente" estar "preparados para lo que pueda venir".

Asimismo, ha aprovechado para destacar la importancia de los avisos a la población y ha pedido a organismos y personal de emergencias que "insistan en la divulgación de consejos preventivos", como limpiar las bajantes y canalizaciones de las viviendas, así como retirar los objetos que puedan ser arrastrados por la lluvia. También de la advertencia de no cruzar puentes dudosos o barrancos y pasos subterráneos inundados, entre otros. Por todo ello, ha apelado a la "responsabilidad y la prudencia de los ciudadanos" y ha pedido "evitar riesgos mayores".

Núñez ha puesto en valor el sistema ES Alert, operativo en la Comunitat Valenciana e integrado en la Red de Alerta Nacional, que permite enviar alertas a la población que se encuentre en una zona afectada por emergencias o catástrofes, y en el que ha colaborado para su desarrollo la Plataforma Tecnológica del 1·1·2 Comunitat Valenciana junto a técnicos del Ministerio del Interior.

"Gracias al Es Alert no será el ciudadano el que tenga que llamar al 1·1·2 para saber si hay una emergencia activa en su zona, sino que será el propio 1·1·2 el que avisará al ciudadano del riesgo inminente que haya en su municipio para que pueda protegerse o tomar medidas", ha apuntado.

En este contexto, el Centro de Coordinación de Emergencias de la Comunitat envió hace "unos días" a los ayuntamientos y organismos integrados el comunicado de inicio de la Campaña anual de Prevención de Inundaciones 2023, en el que se recordó a los consistorios que deben revisar sus procedimientos de actuación frente al riesgo de inundaciones.

La titular de Justicia e Interior ha anunciado que el 6 de septiembre mantendrá una nueva reunión con estos ayuntamientos y organismos para "informar y coordinar las diferentes líneas de actuación" en caso de inundación o emergencia por fenómenos adversos.

La depresión aislada en niveles altos dará lugar a tiempo "adverso", con probabilidad de precipitaciones persistentes y generalizadas, que serán "localmente fuertes o muy fuertes" y acompañadas de tormentas en "prácticamente todo el territorio", a excepción de Canarias.

Concretamente, la DANA no atravesará la Comunitat Valenciana, puesto que el centro de la misma se situará al oeste y suroeste de la Península. No obstante, la región estará "bajo su influencia" y sus efectos, "a priori, pueden ser adversos".

Aemet explica que en los niveles bajos de la atmósfera y la superficie, donde las incertidumbres "son grandes", la formación de una borrasca mediterránea "suele aparecer en la fase madura de la DANA" y viene provocada por "una caída de presión en superficie en la zona de salida del máximo de viento en altura".

Así, estas bajas mediterráneas ofrecen "muchas incertidumbres" para su previsión por los modelos en "el medio plazo", puesto que son "de pequeñas dimensiones" y "no muy profundas", no como las grandes borrascas extratropicales atlánticas".

"De ahí que, antes las incertidumbres sobre la configuración del flujo en capas bajas, el aviso especial informe de que todavía es difícil determinar con precisión las zonas donde las precipitaciones serán más intensas", detalla Aemet.

En esta línea, los últimos datos disponibles prevén la formación de una baja mediterránea el domingo en la zona del mar de Alborán, que inducirá un flujo de viento húmedo del este con "largo recorrido" por el Mediterráneo.

En la formación de estas "no solo entra en juego la dinámica atmosférica, sino también la orografía, como interacción del flujo del sur con la cordillera del Atlas que produce caídas de presión a sotavento". Por tanto, Aemet avisa de una situación "compleja" a "tantos días vista" y recuerda que los grupos de predicción "irán emitiendo los avisos y actualizaciones oportunas".

El rol del Mediterráneo en este caso es el de suministrar calor y humedad acumulados durante el verano. El mar ha estado "muy cálido" todo el verano, aunque se ha enfriado "significativamente" los últimos días. A pesar del enfriamiento, según Aemet, actualmente la temperatura media del mar balear es ligeramente inferior a 27 grados, por lo que "aún sigue con temperaturas altas para las fechas".

En este contexto, hasta 2022 la temperatura media del mar Balear, que tiene una superficie de más de 50.000 km2, no había superado