• viernes 3 de febrero del 2023

Del hidrógeno verde a progresar las placas solares: los institutos tecnológicos aceptan el reto de las energías renovables

img

VALÈNCIA, 25 Dic.

La crisis energética global y el cambio climático pusieron en prueba la necesidad de las economías de acrecentar su autonomía, apostar por las fuentes renovables y apresurar la transición hacia un nuevo modelo energético. Un reto tanto para las gestiones para el ámbito privado que está centrando buena parte de las indagaciones que tiene en marcha los centros tecnológicos valencianos.

Una instalación que trata de descarbonizar la industria cerámica, novedosas celdas solares más asequibles, producir hidrógeno verde desde restos que terminan en el vertedero y biocombustibles logrados desde subproductos animales son varios de los proyectos de I D i en los que trabajan los estudiosos de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (Redit), encargada de arrimar la innovación a las compañías en colaboración con las gestiones.

El propósito es ofrecer contestación a este reto desde campos como el plástico, la cerámica o el mueble, que el impulso a las energías renovables logre permear a lo ancho de todo el tejido empresarial, se cumplan las novedosas directivas de europa y que la Comunitat Valenciana alcance los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2030.

El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) juega un papel central en esta plan de actuación en la red de institutos tecnológicos valenciana (Redit) y dirige sus proyectos hacia la transición energética. "En situación, todo cuanto hacemos va dirigido a ello", afirman desde el centro.

Por ejemplo, en su cartera de proyectos hay ideas para ingresar estas energías en los hogares, como 'Hábitat Sostenible y Construcción 4.0' y 'Habitatge', con fondos de la Conselleria de Vivienda y del Ivace respectivamente, que entre otras caracteristicas introducen la integración de novedosas tecnologías de generación renovable en las casas; y las actuaciones similares con comunidades energéticas.

Otros proyectos del ITE como 'Way2Hydrogen' y 'Road4Hydrogen', --cofinanciados con fondos de europa y del Ivace-- trabajan con el foco puesto en el hidrógeno renovable o 'verde'. El centro fomenta usar como fuente de energía este hidrógeno y que se consiga desde electrolizadores que funcionen, por servirnos de un ejemplo, con energía del sol. ITE asimismo tiene 'SIGEN2H2', que aborda la generación de hidrógeno a través de técnicas de gasificación desde mezclas de fracciones rechazo de restos que terminan en el vertedero. Además, si bien no es una energía renovable pero sí lograda desde biotecnología, el emprendimiento 'Biocell-Power', respaldado por el Ivace, nutre gadgets merced a fluidos de seres vivos como el sudor, sangre o glucosa.

"En el final, todos nuestros proyectos procuran que la energía que se produzca sea de origen renovable o sostenible, pues además de esto, es lo que solicitan las normativas", han señalado desde ITE.

La industria cerámica, que representa el 18,7% del PIB industrial de la Comunitat y el 22% del de Castellón, se encuentra dentro de las mucho más perjudicadas por la crisis energética gracias a su naturaleza gasintensiva.

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) tiene una planta hipocarbónica encargada de la descarbonización de la industria cerámica, situada en su sede en Almassora (Castellón). Igualmente, ITC-AICE trabaja en el emprendimiento 'CERAMITECH', respaldado por la Generalitat Valenciana a través del IVACE, basado en el estudio y avance de materiales cerámicos para la fabricación de receptores volumétricos usados en las instalaciones de energía del sol por concentración (CSP).

Por otro lado, su emprendimiento 'HIDROFERR', creado juntamente con la Plataforma Solar de Almería (CIEMAT) y respaldado por el Ministerio de Ciencia quiere impulsar la tecnología de producción de hidrógeno por vía termosolar a través de el avance y validación de nuevos materiales para conseguir receptores cerámicos de durabilidad popularizada.

Asimismo, el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) trabaja en 2 nuevos proyectos: 'MATENERGYH2', para conseguir vectores energéticos como el hidrógeno a través de procesos asistidos por catalizadores, y 'SOLARFLEX' con el que, merced a la combinación de técnicas de impresión y revestimientos de enorme área, crea celdas solares más asequibles, flexibles, de mayor tamaño y menos contaminantes, empleando materiales orgánicos, para substituir a las de silicio. Ambos con financiación del Ivace y de los fondos FEDER.

Otro ejemplo llega desde Ainia con el emprendimiento 'UPBIOMET ', que valorará tácticas para progresar la concentración de metano en biogás. Para ello, se empleará la tecnología de digestión anaerobia para la producción de biometano 'in situ' a través de la transformación de CO2.

El Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidimme) tiene en marcha 'H2GREEN', un emprendimiento enfocado en la producción de hidrógeno verde a través de fotoelectrocatálisis del sol y supresión de vertidos industriales contaminados con compuestos orgánicos.

Otro emprendimiento de Aidimme en este ámbito es 'MODECEL', cuya finalidad beneficiar la utilización eficaz de la energía en comunidades energéticas a través del avance y validación de distintas resoluciones centradas en la rehabilitación y administración energética de inmuebles.

Un tercer emprendimiento de este centro, cofinanciado por el Ivace y la Unión Europea --de la misma forma que los 2 precedentes--, es el electrolizador PEM para la producción de hidrógeno desde fuentes de energía renovables, 'SMARTH2PEM'. En preciso, Aidimme se ha solicitado de la síntesis de los electrocatalizadores sobre distintas aguantes electródicos a través de distintas técnicas electroquímicas y químico-térmicas.

Por su lado, Inescop y AIJU, en el emprendimiento 'LIFE SUPERBIODIESEL', tratan de probar a escala de planta conduzco la producción de biocombustibles derivados de subproductos animales usando alcohol metílico en condiciones supercríticas con una tecnología catalítica heterogénea que genera virtudes técnicas, medioambientales y económicas con en comparación con desarrollo de transesterificación clásico, tal como la producción de bioestimulantes basados en aminoácidos libres a través de un desarrollo enzimático ayudando a prosperar la eficacia de los subproductos generados en una tenería.

Por su parte, el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) está sugiriendo el ITENE Urban Mobility Eco-Hub, que es un espacio modular que está construyendo para ciudades y centros logísticos en el que se podrían conjuntar diferentes géneros de servicios, como puntos de recarga de automóviles eléctricos y región de ocio. Por otro lado, monitorizará sendas marítimas de distribución para acrecentar la seguridad en el transporte de baterías de automóviles eléctricos y también híbridos, merced al emprendimiento TRANSBATT respaldado por el Ivace.

Más información

Del hidrógeno verde a progresar las placas solares: los institutos tecnológicos aceptan el reto de las energías renovables