Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Desarticulada en Valencia una red de cultivo de cannabis en naves industriales abandonadas.

Desarticulada en Valencia una red de cultivo de cannabis en naves industriales abandonadas.

La Guardia Civil ha realizado varios registros en los que se ha incautado casi una tonelada de droga y ha detenido a cinco personas

VALÈNCIA, 22 Abr.

En Valencia, agentes de la Guardia Civil han detenido a cinco individuos e investigan a otros dos por presuntamente formar parte de una organización dedicada al cultivo de cannabis en naves industriales inactivas, según informó el instituto armado en un comunicado.

La operación 'Servana' comenzó en noviembre del año pasado, cuando los agentes tuvieron información sobre actividades delictivas que los llevaron hasta una organización criminal con presencia en diferentes zonas de la provincia de Valencia.

Los investigadores descubrieron que se trataba de una organización de origen albanés perfectamente estructurada, con naves industriales grandes donde vivían personas encargadas de cuidar y optimizar el cultivo de cannabis sativa en su interior.

Para acelerar el crecimiento de las plantas, utilizaban tecnología lumínica de última generación y múltiples aires acondicionados para evitar ser detectados. Además, conectaban las instalaciones a la red eléctrica de forma fraudulenta, generando pérdidas energéticas superiores a los 900 amperios.

El 28 de febrero, se llevó a cabo la primera fase de la operación con registros en una nave industrial en Xeresa y un apartamento en la playa de Gandia. El 25 de marzo, se realizó un segundo registro en otra nave industrial en Rótova.

Los presuntos miembros de la organización habían creado un entramado para alquilar las naves, usurpando identidades y utilizando documentación falsa.

En las intervenciones, se incautaron casi una tonelada de cannabis sativa, entre ellos 308 kilogramos de cogollos en proceso de secado. También se encontró material valorado en más de 420.000 euros en las naves registradas.

Cinco personas fueron detenidas, incluido el supuesto líder de la organización, y tres de ellas han sido enviadas a prisión por orden judicial. Además, dos individuos están siendo investigados.

A los detenidos se les imputan delitos relacionados con la salud pública, defraudación de fluido eléctrico, falsedad documental, entre otros. La investigación estuvo a cargo del Equipo Territorial de Policía Judicial de Gandia, con el apoyo de otras unidades de la Guardia Civil de Valencia.

Las diligencias fueron entregadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Gandia (Valencia).