Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Desarticulado negocio ilegal de golosinas con cannabidiol y artículos terapéuticos en Elche tras incumplimientos normativos.

Desarticulado negocio ilegal de golosinas con cannabidiol y artículos terapéuticos en Elche tras incumplimientos normativos.

Agentes de la Unidad de Inspección de Establecimientos de la Policía Local de Elche (Alicante) han realizado un exitoso operativo en la lucha contra la venta ilegal de productos derivados del cannabis. En total, se decomisaron 1.612 artículos que incumplían la normativa vigente en materia de sanidad y seguridad.

El operativo tuvo lugar la última semana de diciembre y se centró en los comercios dedicados a la venta de productos que contenían ingredientes derivados del cannabis. La colaboración del Grupo de Apoyo a Operaciones y las Unidades de la Brigada Territorial de Policía Comunitaria de la Policía Local fue fundamental en el éxito de esta operación.

Los agentes inspeccionaron un total de siete comercios minoristas y descubrieron múltiples irregularidades en la venta de productos cosméticos, que no cumplían con las debidas garantías sanitarias y presentaban deficiencias en su etiquetado reglamentario.

También se incautaron de artículos pretendidamente terapéuticos que no contaban con el registro sanitario correspondiente de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios. Estos productos representan un peligro para la salud de los consumidores.

Además, se decomisaron bebidas y golosinas con cannabidiol, que no han sido reconocidas como nuevos alimentos seguros por parte de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, ya que no hay suficientes estudios sobre sus posibles efectos en la salud humana.

En el operativo también se detectaron vapeadores, dispositivos susceptibles de liberación de nicotina, que presentaban deficiencias en su etiquetado y no tenían la autorización correspondiente del Ministerio de Sanidad.

Por último, dos establecimientos fueron denunciados por publicitar los fines terapéuticos de algunos de sus productos, infringiendo los requisitos y exigencias legales.

En total, se decomisaron 1.612 productos, que junto con las actuaciones policiales, fueron remitidos a la Conselleria de Sanidad, quien se encargará de iniciar el procedimiento administrativo correspondiente. Las sanciones por infracciones leves podrían llegar hasta los 4.000 euros, mientras que en los casos más graves, las multas podrían ascender hasta los 3.000.000 euros, además del decomiso o la clausura temporal, parcial o total del establecimiento por un periodo de cinco años. La contundencia de la Policía Local de Elche demuestra el compromiso de las autoridades con la protección de la salud pública y la lucha contra el tráfico de productos ilegales.