Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Desarticulan red internacional con sede en Alicante: Interceptan 6 toneladas de hachís en Canarias.

Desarticulan red internacional con sede en Alicante: Interceptan 6 toneladas de hachís en Canarias.

Agentes de la Policía Nacional y del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria han interceptado una embarcación que transportaba más de seis toneladas de hachís al sur de las Islas Canarias. Además, ha sido desmantelada una organización internacional que tenía su centro de operaciones en la provincia de Alicante.

Ha sido detenidas cinco personas, entre ellas el máximo responsable de una red internacional dedicado al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales, que se encontraba fugado de las autoridades alemanas para el que se solicitan 15 años de prisión.

Durante la operación, se han realizado seis entradas y registros en las provincias de Alicante, Murcia, Las Palmas y Madrid en los que fueron intervenidos multitud de teléfonos móviles y satelitales, diversa documentación de embarcaciones utilizadas por la organización, más de 35.000 euros en efectivo, dos embarcaciones y un vehículo.

Por su parte, los agentes han desmantelado un laboratorio clandestino de diseño de drogas que se encontraba en una nave industrial de una localidad murciana.

La investigación fue iniciada en el año 2020 a través de la Brigada Central de Estupefacientes tras detectar la presencia de un velero que podía estar destinado al narcotráfico atracado en Lanzarote. Los agentes establecieron posibles conexiones internacionales y averiguaron que se podía tratar de una organización criminal de origen holandés.

Los efectivos han contado con la colaboración de la Policía Judiciaria de Portugal, la Policía de Suecia a través de su Agregado de Interior de Países Nórdicos en España, y la Policía de Holanda a través de su Agregado de Interior en España, así como con las autoridades aduaneras francesas (DNRD) y el Centro de Análisis y Operaciones Marítimas (MAOC) con sede en Lisboa (Portugal).

La organización holandesa utilizaba como centro de operaciones una localidad alicantina, donde estaban liderados por un importante narcotraficante conocido por sus vínculos internacionales que le permitían transportar grandes cantidades de droga entre países europeos.

Los criminales operaban bajo fuertes medidas de seguridad y su 'modus operandi' era muy sofisticado, ya que se desplazaban entre los distintos países para tratar en detalle los negocios llevados a cabo y esto dificultaba la labor policial.

Tras varios meses, los investigadores detectaron que la organización estaba preparándose para emprender una travesía al Océano Atlántico y ante la sospecha de que esta pudiese contener sustancias estupefacientes los agentes decidieron interceptarla al sur de las Islas Canarias. En el interior encontraron 6.044 kilos de hachís repartidos en 169 fardos y detuvieron a sus dos tripulantes.

Además, durante el registro efectuado en una nave situada en Murcia, los agentes localizaron y desmantelaron un laboratorio clandestino de diseño de drogas de síntesis en el que encontraron una gran cantidad de sustancias utilizadas para la elaboración de pastillas y maquinaria industrial para la elaboración y conteo de los comprimidos.

Por otro lado, en uno de los registros llevados a cabo en el domicilio de uno de los detenidos en Alicante, los policías intervinieron pequeñas cantidades de tusi (cocaína rosa), hachís, marihuana y cristal, además de útiles para su distribución al menudeo.