• viernes 3 de febrero del 2023

Desveladas las fallas municipales de 2023: un enorme corazón de vareta y un homenaje a la danza valenciana

img

Manolo García Lleonart y Marina Puche firman la falla grande, al paso que Ceballos y Sanabria repiten como autores de la infantil

VALÈNCIA, 27 Jul.

La falla grande municipal de 2023, 'Cardioversió valenciana', va a estar compuesta de un enorme corazón de vareta para mover "las conmuevas y las vivencias que hacen que se nos prenda el corazón", al paso que la falla infantil del año próximo, 'Valencians en danza', planteará un paseo por las danzas y bailes valencianos para conocer la riqueza festiva y clásico de la tierra.

El concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, Carlos Galiana, ha encabezado en el Salón de Cristal del consistorio el acto de presentación de ámbas fallas municipales de 2023, firmadas por Manolo García Lleonart y Marina Puche, en la situacion de la grande, y por Ceballos y Sanabria en la situacion de la falla infantil.

Galiana, que se mostró "muy feliz" de enfrentar al fin un período fallero entero de normalidad tras la pandemia, ha señalado que los 2 monumentos de 2023 "garantizan ser sensacionales" y están avalados por "trayectorias de éxito en el planeta fallero". En ese sentido, puso en valor que por vez primera en la historia una mujer plasma su firma en la falla grande de la plaza del Ayuntamiento.

Tanto Marina Puche como Manolo García Lleonart aceptan este reto tras varios años de trabajo en el planeta de las Fallas. Mientras, Ceballos y Sanabria vuelven a exhibir su arte en la plaza por tercera vez sucesiva y por duodécima vez en la historia.

Los capitales para estos proyectos se han aumentado este año en un seis por ciento hasta llegar a los 217.300 y los 30.210 euros, IVA incluido, respectivamente, para la grande y la infantil.

Los artistas de la falla grande municipal de 2023 han explicado que la cardioversión es el trámite médico que restaura el ritmo cardiaco habitual en la gente que padecen ciertos géneros de anomalías en los latidos del corazón.

Esto, pero a la valenciana, es lo que ofrecen a través "de un enorme corazón que nos charla de emoción, latidos y vivencias que crean alegría y palpitaciones en el corazón, conmuevas que restauran ese latido y instantes por los que nuestro corazón se abre, creando una metáfora de esta felicidad con el florecimiento de la flor de azahar entre naranjas al llegar la primavera".

"Cerca de el interrogante 'y a ti, ¿qué te prende el corazón?' se desarrollará toda la falla", han detallado. "Hemos amado enfocar esa alegría de vivir, de latir y de sentir como visión de nuestra localidad y de la terreta, con un recorrido por el centro histórico en el que sus monumentos como el Miguelete, Santa Catalina o las torres te cubren", han descrito.

La falla va a tener 20 metros de altura y destacarán en ella el corazón de vareta, de diez metros, y el Miguelete de 7 metros. Los artistas han explicado que el corazón va a estar hecho totalmente de madera, con la especialidad de vareta, acatando de esta manera la ecología y la adecuación de los materiales para hacer una cremà limpia, blanca y clásico.

Además, "con su forma tan orgánica, deja jugar con la dirección de la vareta y las tonalidades, creando enormes inconvenientes, y este modo acompañaría a la espectacularidad de la falla, con un material orgánico, natural y maleable como es la madera, contrastando con los tonos de las naranjas", han precisado los autores.

Ceballos y Sanabria, artistas de la falla infantil municipal de 2023, ofrecen con su emprendimiento "un paseo por las danzas y bailes de nuestra tierra para conocer la riqueza festiva y clásico de los valencianos y valencianas".

En este sentido, Ceballos y Sanabria ponen en valor que "una sección esencial de la identidad de un pueblo está en su cultura, que la constituyen entre varias cosas sus fiestas y tradiciones". Por eso se han fijado en las danzas habituales que desde anteriormente se efectuaban en muchas fiestas de nuestro territorio, "danzas rituales que tienen sus raíces en celebraciones a los dioses paganos y que se cristianizaron tras la reconquista".

"Las danzas, como por poner un ejemplo las del Corpus, además de su carga simbólica y su carácter ritual, tienen una procedencia habitual, el baile de las gentes populares. La nobleza y la burguesía asistían a la celebración como un mero desfile procesional, al paso que las danzas y bailes eran protagonizados por el pueblo que sabía bailar. Más tarde hace aparición la figura del profesor de danza que se ocupará de fijar las coreografías y reclutar a los danzantes, dando paso a unos bailes reglados que fueron perdurando prácticamente hasta nuestros días con exactamente la misma composición", han explicado.

Entre las danzas presentes en la falla infantil van a estar las enlazadas de manera directa a festividades como la del Corpus de València o las de la Virgen de la Salud de Algemesí. También la variedad en la indumentaria va a estar que se encuentra en la obra final.

"Deseamos una falla infantil que nos invite a rememorar vivencias, despertar nuestra curiosidad por el folclore propio, a formar parte de las danzas, que nos acompañe en el tiempo y quede como una parte de nuestro recuerdo, como esos ninots que retrataron nuestras tradiciones festivas alén del tópico, con personalidad propia y una bonita historia para rememorar y entretener", han afirmado

Más información

Desveladas las fallas municipales de 2023: un enorme corazón de vareta y un homenaje a la danza valenciana