• viernes 27 de enero del 2023

Detenido tras procurar hurtar un turismo parado en un semáforo con su conductora dentro

img

El hombre, que iba sin remera y con una herida sangrante en la cabeza, asimismo trató de hurtar el arma a un policía

ALICANTE, 26 Jul.

Agentes de la Policía Local de Elche (Alicante) han detenido a un hombre de 58 años que presuntamente procuró hurtar un vehículo que se encontraba detenido en un semáforo, con su ocupante dentro. El hombre presentaba lesiones, llevaba el torso desvisto y, una vez detenido, fue movido al hospital, donde procuró sacarle el arma a un agente.

Los hechos sucedieron a mediodía del pasado domingo, diez de julio, en el momento en que una dotación del cuerpo de seguridad municipal se movilizó frente a un aviso de una riña en las inmediaciones de la Ciudad de la Justicia. Cuando llegaron los agentes, ninguna de las partes estaba ahora en el sitio, según explicó el Ayuntamiento en un aviso.

Minutos después, la patrulla recibió de nuevo un aviso por la existencia de un turismo en la región con la ventanilla fracturada por una pedrada. Al dirigirse a este último punto, una ciudadana requirió a los policías locales a la altura del Hospital General y les explicó que había sufrido el intento de hurto de su turismo.

Según relató la mujer, mientras que estaba detenida en un semáforo de calle Avet, un irreconocible abrió la puerta de la conductora y trató de sacarla por fuerza de su vehículo. Si bien el sujeto logró entrar al habitáculo, no ha podido arrancar el turismo y salió huyendo a la carrera.

La mujer ofreció una "singular descripción" del hombre, ha señalado el Ayuntamiento: el creador de los hechos tenía aspecto demacrado, iba sin remera y con la cara manchada de sangre. Estos datos dejaron a los agentes "encontrar sin género de inquietudes" al sujeto a poca distancia. Además, un testigo corroboró la versión de la mujer y también notificó que había otro vehículo forzado en un del sol próximo.

Por todo ello, el hombre fue detenido y movido al Hospital General, puesto que presentaba una herida sangrante en la oreja, desgastes por el cuerpo y una fuerte contusión en la frente. El sujeto aseveró que estas lesiones habrían sido fruto de una riña.

Ya en el hospital, mientras que se vestía nuevamente tras el reconocimiento médico, el hombre se revolvió para procurar agarrar el arma normativa de entre los agentes, con lo que debieron reducirlo rápidamente. Finalmente, fue movido a dependencias policiales.

Más información

Detenido tras procurar hurtar un turismo parado en un semáforo con su conductora dentro