• viernes 27 de enero del 2023

El acusado 'zombie' de Imelsa que renunció a su letrada va a ser juzgado en una parte separada

img

El acusado: "Mi letrada fue designada y contratada por el PSPV y no protege mis intereses"

VALÈNCIA, 24 Ene.

Francisco Javier Cañizares, el acusado 'zombie' en la situacion Imelsa que ha renunciado a su letrada al alegar que exactamente la misma fue designada y contratada por el PSPV y que no defendía sus intereses, va a ser juzgado en una parte separada del trámite con un letrado de trabajo que le designará el Colegio de Abogados.

Así lo ha acordado la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia, tribunal solicitado de evaluar las piezas B y F de Imelsa, que se relacionan con los supuestos 'zombies' en Imelsa y Ciegsa, que cuentan, entre otros muchos acusados, con el expresidente de la Diputación y del PP de la provincia de Valencia, Alfonso Rus.

Exactamente este lunes, día en que arrancó la visión, Cañizares ahora solicitó el cambio de letrado y adujo que no se sentía bien defendido: "Me pusieron la letrada. Yo deseo decir la realidad (...) Quiere que afirme que he trabajado en Imelsa y es patraña. Yo no he trabajado en Imelsa, he trabajado en el partido socialista de cuidado", expuso. Tras ello, la letrada asimismo renunció a su defensa pero el tribunal rechazó el cambio de letrada para no suspender el juicio.

Este martes, en la segunda día, exactamente el mismo acusado ha anunciado una carta al tribunal donde insistía en que deseaba mudar de letrado. En preciso, en la misiva exponía que había perdido la seguridad en su de hoy letrada, que "fue designada y contratada por el PSPV".

En este sentido, en la carta explicaba que la letrada "tiene un plan mucho más encargada de exculpar a otra gente que a mi persona. Por eso siento indefensión absoluta, por el hecho de que la estrategia de defensa que deseo no es la de mi letrada. No siento que se cuiden mis intereses", ha repetido.

Además, en la carta destacaba que su última intención era dilatar el desarrollo, ya que desea que todo lo mencionado "concluya lo antes posible", pero tampoco puede --ha aducido-- continuar con un letrado que no protege sus intereses: "Deseo que esta pesadilla concluya lo antes posible", ha manifestado.

Tras su exposición, el fiscal Anticorrupción de esta causa, Pablo Ponce, ha manifestado que había llegado a un convenio de conformidad con su letrada que quizás podía interesarle y ha pedido al tribunal unos minutos para charlar con él, pero el acusado se ha negado y ha manifestado que conocía los términos pero que no le interesaba.

En esta situación, la letrada de Cañizares, quien ha insistido en que no posee por qué razón justificar su trabajo, anunció que pedirá amparo al Colegio de Abogados y que insistía en su renuncia a representar a su cliente.

Ciertos compañeros de la letrada fueron realizando proposiciones al tribunal para solucionar esta situación y la Audiencia, tras estudiarlas, ha acordado conformar una parte separada para evaluar en un trámite distinto a Cañizares con otro letrado asignado por el momento de trabajo.

"Hay una manifiesta pérdida de seguridad y, además de esto, hay reciprocidad y adversidades de comunicación de la letrada con el cliente para lograr hacerle llegar temas de estrategia. Mantener a este señor en el juicio con su letrada como defensa puede ir alén de lo que cabe en restricción del derecho", dijo el presidente el tribunal.

Así, a pesar de que --ha apuntado el tribunal-- el instante en el que Cañizares hace esta solicitud es "tardío, de forma descuidada y desidia", se ha acordado conformar parte separada y que el acusado logre tener otro letrado que le dé mucho más seguridad. De este modo, el juicio por las piezas B y F prosigue su curso pero se queda con 25 acusados.

Al lado de Rus hay otros acusados como el exsubdelegado del Gobierno en Valencia y exdiputado Rafael Rubio (PSPV) y el ex- secretario autonómico de Educación Máximo Caturla y el exdiputado del PP Salvador Enguix.

Se habla del segundo juicio de la macrocausa de Imelsa, ya que en el mes de mayo se juzgó la primera de ellas, la relativa a Thematica, con el 'yonki del dinero' como primordial acusado.

En las piezas que se juzgan en este momento, la B y la F, se ha investigado contrataciones presuntamente irregulares en las compañías públicas Imelsa y Ciegsa, Rus se encara a una lástima de 12 años de prisión y Rubio --asimismo investigado en el popular como caso Azud-- a oros seis, según se desprende de la calificación provisional del ministerio fiscal.

Fiscalía asigna a Rus los delitos de pertenencia a organización criminal, un delito continuado de malversación de caudales públicos, de prevaricación administrativa y de falsedad en archivo oficial cometido por funcionario público. Así mismo, a Rubio le acusa de un delito continuado de malversación de caudales públicos, de falsedad en archivo oficial y un delito continuado de prevaricación administrativa.

Para el ex- secretario autonómico de Educación Máximo Caturla y el exjefe de gabiente de Rus, Emilio Llopis, demanda exactamente la misma pena que para el expresidente de la Diputación por idénticos delitos, aparte de multa y también inhabilitación.

Más información

El acusado 'zombie' de Imelsa que renunció a su letrada va a ser juzgado en una parte separada