• viernes 3 de febrero del 2023

El arzobispo Benavent dictamina luto por Benedicto XVI: un "Papa grande por sus características intelectuales" pero "humilde"

img

VALENCIA, 31 Dic.

   El arzobispo de Valencia, Enrique Benavent, ha decretado luto oficial el la diócesis hasta el 8 de enero y mostró su "mal y promesa cristiana" por el fallecimiento del papa emérito Benedicto XVI, al que ha recordado como "un Papa grande por sus características intelectuales, su magisterio, sus enseñanzas, por su amor a la Iglesia", pero "al tiempo simple y humilde". "Esta es asimismo la clave para comprender su excelencia", aseguró.

   En el palacio Arzobispal las banderas de la diócesis y de la Santa Sede ondean a media asta, y se ha anunciado el Decreto para toda la diócesis por el fallecimiento del Papa emérito, por el que el Arzobispo dispone "luto oficial en la Archidiócesis de Valencia hasta el día ocho de enero de 2023 de hecho".

   Durante este tiempo, en todas y cada una de las Misas que se festejen en la archidiócesis se va a tener una intención expresa en la Oración de los leales y se va a hacer la intercesión sosprechada en la Plegaria eucarística.

   Los santuarios que tienen el título de 'basílica', unidos por este motivo de modo particular a la Sede Romana, aplicarán Misas con la intención expresa y única por el Pontífice emérito difunto a lo largo de los nueve días siguientes a su fallecimiento.

   Después de las exequias y sepelio del Romano Pontífice emérito, se festejará en la S.I. Catedral Metropolitana una Misa solemne en su voto, el día 9 de enero de 2023 a las 19 horas, y a la que son convidados a formar parte los curas, religiosos, tal como los leales de la Archidiócesis.

   Igualmente, tras las exequias del Romano Pontífice emérito, y de la Misa Solemne en su voto en la S. I. Catedral, se festejará una Misa exequial en todas y cada una de las iglesias parroquiales, santuarios y comunidades religiosas.

   Durante este 31 de diciembre de 2022 se va a hacer un toque solemne de fallecidos.

   El arzobispo, que va a viajar a Roma pasa ayudar al funeral, en un mensaje a los diocesanos, ha recordado la visita a Valencia del papa emérito en el Encuentro Mundial de las Familias. También ha señalado que su pontificado estuvo "enmarcado en 2 afirmaciones suyas".

   La primera, "la que logró el día de su decisión en la sede de Pedro, presentándose frente el planeta como 'un humilde trabajador de la viña del Señor'", indicó el arzobispo, que añade que "de esta forma ejercitó y vivió sus años de ministerio Petrino", en los que "transmitió con lealtad, delicadamente y respeto, el mensaje el Evangelio".

   "Nos anunció y nos enseñó las causas de la Fe. Quiso comunicar a Jesucristo al mundo entero, y deseó ofrecer a todos las razones por las cuales los cristianos nos encontramos llamados a ofrecer razón de nuestra promesa en la mitad de nuestro planeta", ha expuesto.

   También ha incidido en que "para él asimismo fueron años de determinado padecimiento, que él vivó como una distribución de su persona y de su historia a la Iglesia. Y o sea lo que hace grande a un Pontífice: vivir nuestra misión como distribución de nuestra persona al servicio de la Iglesia".

   En segundo rincón ha destacado las expresiones del día en que se realizó eficaz su renuncia a la Sede Pontificia, en el balcón del Palacio apostólico de Castelgandolfo: "Solo soy un peregrino que empieza la última etapa de su peregrinaje en la tierra".

   En opinión de Benavent, el papa emérito "era siendo consciente de que el Señor le solicitaba ahora ahora mismo esta forma de vivir en un Monasterio, y ofertando su historia y su persona por la Iglesia". "Estoy seguro de que el Señor va a haber hecho fructificar y va a hacer fructificar su humildad, su distribución, el testimonio de una vida fácil y humilde al servicio de la Iglesia", ha señalado, antes de soliciar que Dios "lo haya acogido con clemencia en su seno".

Más información

El arzobispo Benavent dictamina luto por Benedicto XVI: un "Papa grande por sus características intelectuales" pero "humilde"