Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

El Ayuntamiento de València destina 172 millones a renovar flota de autobuses municipales.

El Ayuntamiento de València destina 172 millones a renovar flota de autobuses municipales.

La alcaldesa María José Catalá ha calificado como "histórico" el plan de inversiones aprobado por el Ayuntamiento de València que permitirá que en 2028 el 92% de la flota de autobuses sea híbrida o eléctrica, con una dotación de 171,7 millones de euros.

Este plan tiene como objetivo renovar la flota de autobuses de la EMT con 215 nuevos vehículos híbridos y eléctricos, así como realizar mejoras en las infraestructuras para lograr una entidad de transporte que responda a las necesidades de la ciudadanía y sea sostenible en el siglo XXI.

El Presidente de EMT, Jesús Carbonell, y el director gerente de la empresa, Manuel Martínez, detallaron que estas inversiones estarán en línea con el Plan Director de la EMT, que busca ofrecer más y mejores servicios y frecuencias a los usuarios.

La mayor parte del presupuesto se destinará a la adquisición de autobuses eléctricos e híbridos, con la incorporación de 215 nuevos vehículos que permitirán reducir la antigüedad media de la flota de 9,85 a 6,55 años, equiparándola a la de otras grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

En los próximos años, se espera la llegada de 215 nuevos autobuses, con una inversión cercana a los 118,3 millones de euros, lo que supondrá que el 92% de la flota de la EMT sea híbrida o eléctrica en 2028, con un total de 527 autobuses en circulación.

Además de la renovación de la flota, el plan contempla mejoras en las instalaciones de la EMT, con la construcción de un nuevo depósito en Safranar y la ampliación de los puntos de recarga eléctrica hasta un total de 167 puestos, distribuidos en distintas ubicaciones estratégicas.

Otro apartado importante del plan de inversiones es el destinado a inversiones recurrentes, como licencias, mantenimiento o reformas puntuales, con un montante de 30 millones de euros hasta 2028 para seguir mejorando el servicio de la EMT.

La prioridad de este plan, según Catalá, es ofrecer alternativas de movilidad eficientes y sostenibles a los ciudadanos, apostando por un transporte público que sea accesible, económico y rápido, con el objetivo de reducir el uso del vehículo privado en las calles de València.

Carbonell destacó la diferencia en la inversión realizada por el actual gobierno municipal en comparación con el anterior, asegurando que se está trabajando en una planificación adecuada y sostenible que beneficie a toda la ciudadanía.