Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

El Ayuntamiento de València implementa en la APR modificaciones "acordadas" con la participación de residentes, negocios y organizaciones.

El Ayuntamiento de València implementa en la APR modificaciones

El Servicio de Movilidad del Ayuntamiento de València ha iniciado los trabajos de señalización en el Área de Prioridad Residencial (APR) Ciutat Vella Nord. Según el consistorio, estas acciones han sido "consensuadas" con vecinos, comerciantes y entidades sociales y falleras. En primer lugar, se ha instalado una estación de reparación de bicicletas en el aparcamiento Centre Històric-Mercat Central. Además, se llevarán a cabo trabajos de pintura y señalización en la calle del Doctor Chiarri para crear una nueva zona de carga y descarga. También se han añadido dos nuevas paradas de taxi en la plaza Ciutat de Bruges y en la plaza de Tavernes de la Valldigna. Por otro lado, se ha comenzado la reconversión de 31 plazas de estacionamiento de zona verde a zona naranja en diversas calles. En resumen, se pretende mejorar la movilidad en esta área de la ciudad.

El Ayuntamiento ha recordado que, aunque se trata de un área de prioridad residencial, no todas las personas que entran tienen el distintivo de residentes. Además, con estas intervenciones se eliminan los trayectos cerrados o 'bucles', permitiendo la circulación por diferentes calles del APR. Según el consistorio, ya no es necesario mantener los bucles, ya que no hay tráfico oportunista que evitar desde la implantación del APR.

Por último, a partir del miércoles 17 se ampliarán los horarios de carga y descarga en algunas calles. Sin embargo, desde la oposición, el concejal de Compromís en el Ayuntamiento ha criticado estas medidas. Para Giuseppe Grezzi, estas acciones no han sido pactadas con los vecinos y suponen un retroceso en materia de sostenibilidad y peatonalización del centro histórico de València. Según él, permitir la circulación motorizada indiscriminada y el estacionamiento de vehículos no residentes en el APR es una barbaridad. Además, considera que estas decisiones van en contra del Plan Especial de Protección de Ciutat Vella y suponen una cacicada. En definitiva, desde Compromís se oponen a estas acciones del Ayuntamiento dirigido por el PP y Vox.