• viernes 27 de enero del 2023

El Botànic II encara su último Debate de Política General antes de selecciones

img

Puig no votará las proposiciones el jueves al estar de viaje en Bolonia en la Feria Internacional de la Cerámica

VALÈNCIA, 26 Sep.

El Gobierno valenciano que distribuyen PSPV, Compromís y Unides Podem desde 2019 se encara esta semana a su último Debate de Política General en Les Corts, antes de las selecciones autonómicas de 2023, una cita que se utiliza para investigar la administración del Botànic II y para fijar los objetivos en los meses que quitan de legislatura.

En esta ocasión, la semana que abre el curso parlamentario antes de la negociación de los capitales llega tras un año de importantes cambios en la política valenciana, con la salida de la exvicepresidenta Mónica Oltra a causa de su imputación o la rehabilitación del Consell de la pasada primavera.

Durante el enfrentamiento, que se festeja el martes y el jueves, el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, quiere centrarse en los desafíos que van alén de una legislatura, en resaltar la contestación valenciana frente a la inflación y en mostrar la reforma fiscal que se incluirá en la ley de acompañamiento a los capitales de 2023.

Puig abre la sesión de este martes 27, desde las diez.00 horas, con una intervención inicial sin límite de tiempo seguida de las réplicas de los conjuntos de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) y los del Botànic (UP, Compromís y PSPV). Después, el 'president' va a poder contestarles de manera separada y conjunta, nuevamente sin un tiempo máximo, y los conjuntos van a tener la oportunidad de efectuar contrarréplicas.

El orden del día contempla una interrupción a las 14.00 horas, a lo largo de 90 minutos, y se reiniciará con las réplicas al jefe del Consell. Una vez finalizadas las intervenciones, se va a suspender la sesión hasta las diez.00 horas del jueves 29 y se va a abrir un período de media hora en el que los conjuntos van a poder enseñar frente a la Mesa de Les Corts sus proposiciones de resolución, hasta un máximo de 12 para cada uno de ellos.

Entre la oposición, el PP demandará a Puig (PSPV) que coloque en el instante la reforma fiscal y presentará proposiciones para "terminar con el caos" en la sanidad y las políticas sociales. "Vamos a dejar atrás la demagogia y los avisos vacíos", aseguró este fin de semana su síndica, Mª José Catalá, con el propósito de "argumentar a los valencianos que hay otra forma de gobernar".

Cs desea apuntar "todo cuanto muestra una administración deficiente" y poner el foco en la restauración con proposiciones como una reforma fiscal "de máximos" mediante una deflactación del IRPF autonómico, estudiar la prolongación de la vida útil de las plantas de energía nuclear, mucho más ayudas para el campo azulejero o remarcar el plantel que gestiona expedientes de instalación de energías renovables. "Bastante nos tememos que Puig reciclará una gran parte de sus avisos", advierte su síndica, Ruth Merino, exigiéndole que "baje de su nube presidencialista".

Y Vox quiere poner sobre la mesa "los temas que preocupan enserio y que no sean de batas estériles como desean realizar opinar el PP y el PSOE", entre ellos "la carencia de seguridad en los distritos", la necesidad de un plan hidrológico nacional o la "independencia con mayúsculas". "Desde entonces, no vamos a soliciar ni permiso ni perdón por existir", remarcan desde el conjunto que encabeza Ana Vega.

Del Botànic, Compromís apuesta por un enfrentamiento centrado "al 100 por ciento en los valencianos" con tres preferencias": contribuir a las familias frente a la inflación, proseguir robusteciendo los servicios públicos y realizar en frente de la urgencia climática de forma justa. "Vamos a seguir reclamando un Botànic intrépido en sus políticas y contundente en la defensa de los intereses valencianos frente al Gobierno", remarcan fuentes del conjunto, por el que Papi Robles intervendrá por vez primera como síndica en esta cita.

Desde UP, su representante, Pilar Lima, demandará "medidas sociales de enorme calado" para contrarrestar la inflación en temas de vivienda, educación o soberanía energética, como seguir en la creación de la agencia valenciana de energía, congelar los costes del comedor escolar, regular los costos máximos del alquiler en áreas tensionadas y proseguir con la reversión a administración pública en los departamentos de salud de Dénia (Alicante) y Manises (Valencia).

Y la síndica socialista, Ana Barceló, para quien asimismo es su primer Debate de Política General, espera que todos y cada uno de los conjuntos se sumen a la dificultosa coyuntura económica, al estimar que "no es instante de demagogias, populismos o combates" sino más bien de seguir en el fortalecimiento del Estado de Confort. Su plan de actuación, según avanza el PSPV, pasa por continuar impulsando la agenda económica, consolidar la creación de empleo y también impulsar la llegada de novedosas inversiones "sin dejar de atender la agenda popular".

Tras la día del martes, el enfrentamiento proseguirá el jueves a las diez horas con exactamente el mismo orden (PP, Cs, Vox, UP, Compromís y PSPV). Cada conjunto va a tener una hora como máximo para enseñar sus proposiciones de resolución, agrupadas por temáticas y a repartir en hasta 12 intervenciones, tras lo que dispondrán del mismo tiempo para los turnos en contra.

Durante este enfrentamiento, que no se va a suspender en el momento de comer, la Mesa de Les Corts solo va a poder aceptar novedosas proposiciones firmadas por todos y cada uno de los conjuntos si se refieren a hechos de actualidad o urgencia que no se hubiesen podido enseñar en período. También aceptará novedosas resoluciones por escrito que tiendan a hallar un convenio por aproximación o transacción total o parcial de ciertas proposiciones iniciales, tal como las que pretendan subsanar fallos o incorrecciones técnicas, terminológicas o gramaticales.

La votación de las proposiciones, dependiendo del orden de presentación, no se festejará antes de las 18.00 del jueves. Previamente, el 'president' de Les Corts, Enric Morera, va a suspender el pleno por un mínimo de 20 minutos para atender las peticiones de votación telemática.

Se da la coyuntura de que el 'president' de la Generalitat ni asistirá a la segunda sesión del enfrentamiento ni emitirá su voto al tener pensado moverse el miércoles y jueves a Bolonia (Italia) para ayudar a la Feria Internacional de la Cerámica CERSAIE, según afirman fuentes de Presidencia.

Más información

El Botànic II encara su último Debate de Política General antes de selecciones