• sábado 4 de febrero del 2023

El Botànic solicita a los Reyes Magos que afiancen el "escudo popular" y la oposición que sea el "año del cambio"

img

VALÈNCIA, 4 Ene.

A la espera de que se abran las urnas en el mes de mayo, los partidos valencianos han escrito su carta a los Reyes Magos con sus propósitos para 2023 y deseos que van desde el desenlace de la guerra de Ucrania a la salud física, mental y democrática, "acciones reales" para la gente que padecen adversidades o la erradicación de la crueldad machista tras un diciembre negro en España. En lo preciso, las formaciones del gobierno del Botànic apuestan por consolidar el "escudo popular", mientras que la oposición expresa su deseo de que sea "el año del cambio", conforme han detallado a Europa Press.

Entre los que tienen dentro el gobierno del Botànic, la representante del PSPV, Ana Domínguez, solicita que llegue al fin la paz a Ucrania tras un 2022 marcado por la guerra, tal como que no haya "ningún susto" a nivel sanitario ni lamentar otra pandemia o cualquier "shock". También confía en que la Comunitat Valenciana prosiga afianzando la senda de desarrollo y que "la multitud tenga mucho más y mejor empleo".

Pero, más que nada, la asimismo vicesecretaria general de Igualdad de los socialistas valencianos llama a trabajar a fin de que no se vuelva a generar ningún otro mes de récord de víctimas fatales por crueldad machista en España. "Es el mayor de nuestros deseos: que las mujeres dejen de fallecer asesinadas a manos de hombres", reclama.

Por Compromís, su diputado en el Congreso y candidato a las primarias para la Presidencia de la Generalitat en las selecciones autonómicas, Joan Baldoví, quiere que en el primer mes del verano se empiece "un nuevo gobierno del Botànic todavía mucho más reivindicativo y popular si cabe", tal como que en los municipios de la Comunitat se revaliden "esas mayorías progresistas que opínan en la mayor parte".

Como cómputo de 2022, Baldoví saca pecho de haber ayudado con su escaño en el Congreso a sacar adelante "toda una secuencia de medidas que han contribuido a un escudo popular a fin de que absolutamente nadie quede atrás". "Estamos contentos", afirma apuntando a la subida de las pensiones y del salario mínimo, al freno al precio de la luz y de los carburantes o a la gratuidad del transporte público.

Desde Unides Podem coinciden en la necesidad de proseguir impulsando políticas transformadoras, pero avisan que "esto supone no ofrecer un paso atrás en todo lo logrado" sino más bien "proceder a por mucho más y prestar la mejor cobertura para los impactos que está provocando la inflación en las familias mucho más humildes y en pequeñas y medianas compañías". "Los buenos deseos solo son probables si se trabaja duro y se se opone a los primordiales inconvenientes de la ciudadanía", reclaman.

Tras rememorar que "queda bastante por llevar a cabo", apuestan por medidas que hagan en oposición al encarecimiento de los alquileres y también hipotecas, aparte de acorazar los servicios públicos y "continuar levantando la voz" para emprender la reforma de la financiación autonómica, la deuda histórica y el déficit de inversiones del Estado. Otros de sus deseos son reforzar en la progresividad del sistema tributario o seguir en una transición energética que "no se realice de espaldas a los ayuntamientos de interior".

Entre la oposición, el PPCV espera que 2023 sea "el año del cambio" de gobierno en la Generalitat, para lo que se marca como propósito "ofrecer una vuelta a las políticas sectarias que padece la Comunitat ya hace ocho años". "A fin de que sea situación es necesario considerablemente más que la ilusión y la magia de sus majestades de Oriente, se precisa intención y acción política frente al abandono de estos últimos años", reclaman fuentes 'populares'.

Su primer deseo es una sanidad pública "digna y que ande", seguido por una financiación justa tras años de retrasos y de "ser ignorados por Pedro Sánchez y Ximo Puig". También demandan el agua que se requiere para regar los campos, eminentemente del sur de Alicante "conminados" por el recorte del trasvase Tajo-Segura, tal como políticas sociales que den contestación a eso que precisan los valencianos; sin olvidar acciones reales para los que no llegan a final de mes y una bajada de impuestos para las rentas bajas.

"Mucha salud, salud en el mucho más extenso de los sentidos" es el primordial deseo que traslada la representante de Ciudadanos en Les Corts, Ruth Merino, puesto que apunta que "salud física no es lo único que es necesario para un año próspero y feliz" y es necesario "salud psicológica para tener relaciones sanas y edificantes". "Fuera las relaciones destructoras y la multitud tóxica de nuestras vidas", destaca.

Al mismo tiempo, Merino demanda un 2023 lleno de "salud democrática", lamentando que "en todo el país y autonómico se está desprestigiando la política y las instituciones con el manoseo continuo al poder judicial y los nuevos supuestos casos corrupción por financiación ilegal". A su juicio, una aceptable forma de arrancar el año sería arrancar en la comisión parlamentaria sobre la situacion Azud, en el que se estudian presuntas 'mordidas' en lugar de adjudicaciones del Ayuntamiento de València, tal como una supuesta financiación ilegal del PSPV, a lo largo de la etapa de Rita Barberá.

Y desde Vox, su síndica, Ana Vega, afirma que lo único que tienen la posibilidad de soliciar a Melchor, Gaspar y Baltasar es "una derrota electoral de la izquierda en toda España", al estimar que es una condición importante a fin de que las familias logren tener "un futuro digno y en independencia". "El más destacable presente que tenemos la posibilidad de recibir son selecciones en general", asegura, y se marca como propósito "echar a Puig y a la izquierda sectaria de las instituciones".

Más información

El Botànic solicita a los Reyes Magos que afiancen el "escudo popular" y la oposición que sea el "año del cambio"