• miércoles 05 de octubre del 2022

El comercio recibe el plan de ahorro energético entre "inquietudes" y reclamaciones de "respeto a la independencia de compañía"

img

VALÈNCIA, 2 Ago.

El presidente de Confecomerç y de la Confederación Española de Comercio (CEC), Rafael Torres, ha subrayado que el campo es el "primer entusiasmado en el ahorro de energía", pero ha solicitado que hay que "respetar la independencia de compañía" en las medidas de ahorro energético aprobadas por el Gobierno, al paso que ha sostenido que los encuentres de energía no le semejan "la mejor solución".

Por su parte, el representante de la Asociación Nacional de Grandes de Empresas de Distribución (ANGED), Jesús Cerveró, considera "razonable" el contenido de parte importante de las medidas, si bien expresa "inquietudes" sobre limitar el aire acondicionado de los establecimientos a 27 grados, pues "supuestamente contraría" las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los sitios de trabajo que fija la ley, una cuestión que están examinando los servicios jurídicos de la asociación.

Así lo han manifestado una vez que el Boletín Oficial del Estado (BOE) haya anunciado este martes el real-decreto de medidas de ahorro y eficacia energética aprobado por el Gobierno, que recopila la obligatoriedad en inmuebles públicos, espacios comerciales y enormes guardes, entre otros muchos, de limitar a 27 grados la utilización del aire acondicionado en verano y a 19 grados la calefacción en invierno. También forzará a apagar las luces de escaparates y inmuebles públicos que estén desocupados desde las 22.00 horas.

Por un lado, el presidente de Confecomerç, en afirmaciones facilitadas a Europa Press, ha subrayado que los mercaderes saben "cuándo utilizar medidas de ahorro energético" y ha criticado que en el plan del Gobierno central "no se tuvo presente el género de lugar", su tamaño, el producto que vende --"no es exactamente lo mismo nutrición que ropa"-- y la región geográfica donde están, "por poner ciertos ejemplos".

Torres ha remarcado que "los shoppings son los primeros apasionados en el ahorro de energía, pero hay que respetar la independencia de compañía y las resoluciones de los hombres de negocios".

Además, ha incidido en que "el consumo de luz ahora ha bajado a escenarios de 2004" y "se ha achicado un 5% respecto al año pasado, con lo que si la obligación es del 7% nos encontramos a 2 puntos". También ha advertido que "España es un país principalmente turístico y las previsiones para este mes de agosto eran muy convenientes, pero flaco favor se le hace si mermamos su atrayente, si los clientes del servicio no están cómodos en las tiendas por el calor, y si las calles carecen de luz y de seguridad por el apagón de los escaparates".

Por su parte, Jesús Cerveró explicó que ve "difícil" limitar el aire acondicionado de los establecimientos a 27 grados pues "supuestamente contraría" las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los sitios de trabajo que fija la ley, una cuestión que están examinando sus servicios jurídicos y aguardan poder "aclarar".

En afirmaciones a Europa Press, indicó que el campo transporta "ya hace bastante meses" tomando medidas de ahorro energético "en la línea" de lo fijado por el Ejecutivo central, en parte por el aumento de costos, y ha valorado que es "lógico y aconsejable" que el Gobierno sugiera medidas carácter general.

No obstante, ha señalado que le crea "bastantes inquietudes" detallar un límite de 27 grados para el aire acondicionado de las superficies, por una parte por el hecho de que "no es una temperatura confortable" para los clientes del servicio, pero, "más que nada", con lo que concierne a los trabajadores, puesto que "las tiendas son sitios de trabajo", ha recalcado.

En ese sentido, hizo hincapié en que el real-decreto anunciado este martes dispone una "excepción": la de que "los umbrales de temperatura indicados van a deber ajustarse para realizar lo pensado en el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los sitios de trabajo", según el BOE.

Esta regla, enseña Cerveró, "establece que los locales donde de efectúan trabajos rápidos, como es la situacion de un ligado o reponedor, van a tener una temperatura de entre 14 y 25 grados". Por ello, piensa que el nuevo decreto "supuestamente contraría" la regla.

"Nos encontramos tratando aclararlo y descubrirlo con los servicios jurídicos", ha añadido, pues comprende que "con esta excepción, no debería superarse los 25 grados en la región donde hay gente haciendo un trabajo", y que la restricción de los 27 grados se limitaría a espacios no libres al públicos en los que no haya dependientes o reponedores.

El representante de Anged "espera" que "no haya que llegar a los 27 grados" y, de ser de esta forma, piensa que aparte de las condiciones de los trabajadores, la restricción va a hacer que para los clientes del servicio "no resulte muy cómodo" estar en los shoppings, en probadores, y que esto "no va a beneficiar" las ventas, más allá de que confía en que el cliente sea "formidablemente comprensivo" con la situación, intente "amoldarse" y sea "solidario" con los locales que tienen que establecer estas limitaciones.

En cuanto al resto de medidas, ha asegurado que ciertas de ellas ahora están en marcha en los establecimientos o "se aproximan a ello". Por ejemplo, es la situacion del cierre automático de puertas de ingreso para evitar que se queden abiertas de forma permanente, que está "en marcha prácticamente en todas y cada una" las tiendas socias, según Cerveró, "como medida de ahorro y confort".

También ha apuntado que en el iluminado de escaparates ahora hicieron "todos" una "reducción" y en este momento sencillamente van a deber ajustarse a que ha de ser desde las 22.00 en el momento en que se apaguen.

Así, salvo la restricción del aire acondicionado, Anged piensa que es "completamente razonable" el plan de ahorro energético y "en la línea de concienciación" de las propias compañías. Explica que el mayor gasto energético es el de la climatización y frío industrial de las ubicaciones de nutrición, pero que aun de esta manera las compañías estuvieron establecido otras ideas como la substitución de luminarias por otras de bajo consumo que contribuyan a no calentar tanto el ámbito.

Más información

El comercio recibe el plan de ahorro energético entre "inquietudes" y reclamaciones de "respeto a la independencia de compañía"