• lunes 15 de agosto del 2022

El comité de compañía del General de València alarma que hay 50 pacientes en emergencias aguardando cama

img

VALÈNCIA, 4 Jul.

El comité de compañía del Consorcio Hospital General Universitario de València demanda este lunes que la situación de "colapso" en el centro persiste aun con las medidas proposiciones por la
dirección de no cerrar salas en el periodo de tiempo de vacaciones, acrecentar en 13 camas volviendo a las habitaciones con tres pacientes y suspender quirófanos programados.

"Estamos con 47 pacientes en emergencias aguardando cama, ciertos de ellos mucho más de 48 horas y tres de ellos 4 días --advierte en un aviso--. El colapso del Hospital General no son ocasiones sobrevenidas o por la pandemia de la COVID-19; como hemos manifestado semanas antes, es el hospital con menos camas per cápita, menos personal y excluido de las políticas de aumento de plantilla de la Conselleria de Sanidad. Estamos frente a un inconveniente estructural".

Frente este ámbito, el comité de compañía afirma haber efectuado "todas y cada una de las actuaciones probables" a fin de que se dé solución a una
situación "perjudicial para los ciudadanos y los trabajadores". Pidió de esta manera reunirse con la gerente del consorcio, Inmaculada Renart, para buscar resoluciones a corto y medio período, pero asegura que no fueron recibidos.

De esta manera, tras negar el "talante de prescindir del comité de compañía" por la parte de la gerente y su "deficiente administración que ha abocado a la situación de hoy", este órgano pide su cese.

Es mucho más, "frente al deterioro progresivo de las condiciones en las que son atendidos los ciudadanos, la presión laboral y condiciones inapropiadas que padecen sus trabajadores, en sepa de resoluciones por la parte de la Conselleria y de la dirección", el comité de compañía asistió a "los causantes directos: los partidos".

Todo ello con el propósito de que "cese la discriminación que padecen los individuos adscritos al departamento Hospital General de
Valencia". De instante afirma que les recibieron todos y cada uno de los conjuntos parlamentarios con representación salvo Cs y Compromís.

Asimismo remitió a la Mesa de Les Corts una proposición no de ley (PNL) a fin de que los miembros del congreso de los diputados "empaticen con la situación injusta de los clientes del departamento y hagan propias las condiciones laborales de sus trabajadores". Su intención es que esta idea se discuta en la comisión parlamentaria de Sanidad, con la intención de dotar al centro hospitalario de los elementos humanos precisos, acrecentar su dotación de camas y poder su integración "plena" en la Conselleria de Sanidad.