Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

El déficit de la Generalitat alcanza los -3.206 millones, aumentando 2.000 respecto al año anterior.

El déficit de la Generalitat alcanza los -3.206 millones, aumentando 2.000 respecto al año anterior.

El Consell consolida en el primer año postcovid "la mayor inversión social de la historia", con 16.829 millones

VALÈNCIA, 29 Jun.

El Pleno del Consell ha aprobado este jueves la Cuenta General de la Generalitat del ejercicio 2022 para su remisión a la Sindicatura de Comptes, que certifica "la consolidación del Estado de Bienestar" en el primer año postcovid con "la mayor inversión social de la historia", al alcanzar los 16.829 millones de euros. Las cuentas reflejan, por otro lado, que el resultado económico-patrimonial asciende a -3.206 millones de euros, frente a los -1.200 del ejercicio anterior.

Así lo ha detallado este jueves el conseller de Hacienda en funciones, Arcadi España, en la rueda de prensa posterior al Pleno del Consell, en la que ha subrayado que la respuesta valenciana a la pandemia supuso "un salto en 2020 y 2021" en cuanto a los recursos destinados hasta entonces a los servicios públicos fundamentales, "especialmente a sanidad, servicios sociales, educación y empleo, al pasar de los 13.800 millones que se invertían en 2019 a superar la barrera de los 16.000 millones ya en 2021".

El conseller ha reivindicado que en 2022 "se ha consolidado ese esfuerzo social" y la Generalitat destinará al escudo social "la mayor dotación hasta la fecha", 16.829 millones de euros, lo que significa que "casi nueve de cada diez euros gestionados por el Gobierno valenciano van dirigidos a la sanidad, la educación, la dependencia y las familias vulnerables, el empleo o la vivienda".

Concretamente, los 16.829 millones destinados a los servicios públicos fundamentales suponen el 86,3 por ciento de las obligaciones no financieras, que en total ascienden a 19.495, que son "los fondos gestionados por la Generalitat para las diferentes políticas, sin incluir los capítulos del presupuesto que reflejan los vencimientos y las operaciones de refinanciación de la deuda", ha explicado.

En este sentido, Arcadi España ha defendido que en estos ocho años "se ha dado un giro de 180 grados a las prioridades de la Generalitat" con el fin de "garantizar una sanidad, educación y protección social equiparable al resto de los españoles". "Partíamos del furgón de cola de las CCAA en cuanto a gasto social", ha lamentado.

Al respecto, ha apuntado que el gasto social en el presupuesto liquidado de 2014 "supuso el 80,3% de las obligaciones no financieras", lo que significa que en ocho años "el peso de la inversión efectiva en las políticas sociales se ha incrementado en seis puntos".

Este "esfuerzo", según España, ha supuesto destinar 5.362 millones más que en 2014 a garantizar "la igualdad de oportunidades y el bienestar de los valencianos, un 47% más de recursos que hace ocho años". En concreto, el área que concentra el mayor volumen de fondos es Sanidad. Así, más de 4 de cada 10 euros (41,9%) del gasto en políticas de la Generalitat se destina a la atención y a las infraestructuras sanitarias, con un total de 8.161 millones.

Le sigue Educación que, con 5.992 millones, absorbe el 30,7%, con un aumento del 58,6% en los últimos ocho años; e Igualdad y Políticas Inclusivas, 1.948 millones, el 10% de las obligaciones no financieras, que comportan que la dotación para estas políticas casi se ha triplicado --180% de incremento--.

Con todo, la mayor subida se registra en empleo con el Servef-Labora, que ha liquidado una inversión de 509 millones, casi cuatro veces más que hace ocho años --un 284,3% más--, cuando apenas gestionó 132 millones, lo que ha contribuido a "recuperar e incluso superar los niveles de empleo previos a la pandemia, con más de dos millones de afiliados a la Seguridad Social", ha resaltado el conseller, que ha subrayado que las políticas activas de empleo supusieron "casi el 3% del gasto no financiero de la Generalitat". En cuanto a Vivienda, ha visto crecer sus fondos un 80%, hasta gestionar en 2022 un total de 220 millones de euros.

"El escudo social valenciano salvó vidas y es un signo distintivo de la Comunitat y la mayor garantía para proteger a nuestros mayores, hijos, personas vulnerables y al conjunto de valencianos y valencianas frente a cualquier eventualidad que se pueda presentar en el futuro", ha defendido. "Esa --ha insistido-- ha sido la gran lección de la pandemia y no vamos a renunciar a este escudo, por lo que cualquier recorte o intento de reducción o privatización encontrará a los valencianos enfrente".

El conseller de Hacienda en funciones ha informado de estos datos tras la aprobación por el Pleno del Consell de la Cuenta General, que está integrada por la Cuenta de la Administración y las de los organismos autónomos, así como por los resultados e informes de auditoría rendidas por las entidades públicas empresariales, las de derecho público, las sociedades públicas, las fundaciones, los consorcios y las universidades.

En esta misma línea, ha puesto en valor que la Cuenta General "pone de relieve la inyección, en los tres años de crisis pandémica, invasión de Ucrania e inflación, de más de 21.000 millones en ayudas, subvenciones y transferencias a empresas, familias y trabajadores y trabajadoras valencianas".

En concreto, en 2022 las transferencias y subvenciones concedidas por el Consell para aumentar el apoyo económico a las familias más vulnerables y "fortalecer el escudo social y garantizar la solvencia y viabilidad" de los negocios afectados han alcanzado los 7.421 millones de euros, que "se suman a los 7.382 millones de 2021 y a los 6.263 millones de 2020".

"Nunca la Generalitat ha destinado al tejido productivo valenciano y a las familias una transferencia de recursos de esta magnitud como refleja la Cuenta de la Administración", ha indicado.

En cuanto al resultado económico-patrimonial de la Generalitat, se sitúa en 2022 en -3.206,7 millones de euros, una cifra que ha defendido el conseller que es "coherente con el déficit presupuestario ajustado del ejercicio, que fue de 2.795 millones de euros". "No teníamos otra alternativa", ha defendido, al tiempo que ha reivindicado que la Generalitat ha apostado por los servicios públicos "aunque tuviera que incrementar la deuda" frente a la alternativa de "asumir una situación de recortes que no hemos estado dispuestos a aceptar".

Al respecto, Arcadi España ha incidido en que este resultado refleja, no obstante, "la apuesta de la Generalitat por el mantenimiento del escudo social de la Comunitat Valenciana y las ayudas a las empresas y trabajadores se ha traducido, en un contexto de infrafinanciación crónica y tras la