Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

El doctor José María Catalá es reconocido por su labor como médico rural.

El doctor José María Catalá es reconocido por su labor como médico rural.

El Ilustre Colegio de Médicos de Valencia (ICOMV) ha otorgado su VIII Premio a la Mejor Trayectoria Profesional de Médico Rural al doctor José María Catalá Ángel, quien ha ejercido como médico en zonas rurales de la provincia por más de 45 años, además de ser uno de los fundadores de la Sociedad Española de Medicina Rural (SEMER), que posteriormente presidió.

La Fundación del ICOMV se ha encargado de otorgar este reconocimiento que destaca la labor de los médicos que trabajan en municipios con menos de 20.000 habitantes. La Diputación de València ha colaborado por un año más para hacer posible este acto.

El evento se ha llevado a cabo en el Salón de Plenos de la Diputación y ha sido presidido por el presidente de la Diputación, Toni Gaspar. La presidenta del Colegio de Médicos de Valencia, la doctora Mercedes Hurtado, el conseller de Sanitat, el doctor Miguel Mínguez, la diputada provincial de Bienestar Social, Pilar Sarrión, y el secretario de la Fundación del ICOMV, el doctor Francisco Fornés, han intervenido en el evento.

El doctor José María Catalá Ángel ha expresado su agradecimiento por el premio otorgado por la Fundación del ICOMV y la Diputación de Valencia. "Es un reconocimiento muy importante por el cual estoy muy agradecido", ha señalado. Además, ha defendido que la Medicina rural es la Medicina más humana que existe.

Toni Gaspar ha destacado que este premio "se tiene que entregar aquí, en el corazón de los pueblos valencianos, porque es a ellos a quienes sirven cada día los médicos rurales". También ha agradecido al doctor Catalá "todo el trabajo que ha hecho por los pueblos valencianos".

El doctor José María Catalá ha trabajado principalmente como médico de familia en el municipio de Carcaixent, aunque también ha prestado servicios en otras localidades como Pedralba, Bèlgida y Fortaleny. Ha sido uno de los fundadores de la Sociedad Española de Medicina Rural (SEMER) en la década de los años sesenta, dentro de este organismo tuvo especial importancia la edición de una revista mensual, gracias a la cual todos los socios estaban debidamente informados de lo que acontecía en el sector. En 1982, José María Catalá fue elegido presidente de SEMER, cargo en el que permaneció durante diez años.