• jueves 26 de enero del 2023

El homenaje a Broseta llama a eliminar la polarización "injusta y también injusta" en la política y la sociedad de españa

img

Puig demanda ser observadores frente al "virus del fanatismo" y Feijóo apela "el día de hoy mucho más que jamás" al consenso

VALÈNCIA, 13 Ene.

El homenaje al instructor, político y jurista Manuel Broseta, 31 años tras su asesinato a manos de ETA, ha llamado a eliminar la polarización "injusta y también injusta" de la política y la sociedad de españa y ha reivindicado la civilización de los "enormes pactos" como el de la Transición, basados en el pacto y la cesión recíproca, sin olvidar a las minorías.

"Es el primer año en el que festejamos este acto en una razonable normalidad sanitaria tras la pandemia. Una normalidad que no es extrapolable a la situación popular y política", ha advertido Pablo Broseta, entre los hijos del instructor valenciano, antes de la ofrenda floral de forma anual en exactamente la misma avenida Blasco Ibáñez donde el 15 de enero de 1992 padeció el tiro que acabó con su historia mientras que iba a ofrecer clase.

Al costado del monolito que recuerda a Manuel Broseta, el homenaje ha reunido a representantes de la sociedad civil y las instituciones y ha contado con las intervenciones del 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, y el presidente del jurado del XXI Premio de Convivencia y líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. En esta edición, el galardón ha recaído en la comisión articulista del Estatut d'Autonomia.

Pablo Broseta ha asegurado que es considerablemente más que un homenaje a su padre, puesto que de la opuesto él "nos tiraría chinitas pues no le agradaba ser el centro de atención", sino es un reconocimiento a las mucho más de 800 víctimas de ETA y todas y cada una de las una cantidad enorme de personas que padecen consecuencias físicas y sicológicas. "Muchas pagaron con su historia por gozar lo que el día de hoy disponemos", ha recordado.

Tres décadas tras el asesinato del instructor, su hijo ha asegurado que Broseta se preguntaría en este momento "por qué razón sucede esto y de qué forma tenemos la posibilidad de solventarlo", en referencia a la polarización que vive España. Para combatirla ha pedido recobrar el espíritu de la generación del 78 que impulsó la Constitución, en el momento en que "un número de valientes que sabían de dónde venían y tenían clarísimo dónde deseaban ir".

"Esos que rigen nuestro futuro tienen que realizar un esfuerzo por regresar al comprensión, a la concordia y a los enormes pactos que favorecen a la enorme mayoría de la sociedad", ha proclamado, para rememorar que esa mayoría piensa "las papeletas en las urnas" de las selecciones. En determinante, ha urgido a "regresar a la política del buen gobierno" y a llevarlo a cabo "sin dejar a las minorías".

En su intervención, el 'president' de la Generalitat ha pedido ser "completamente observadores contra el virus del fanatismo", sin que absolutamente nadie quede extraño a su riesgo, y combatirlo con educación y respeto. "El terrorismo es el concepto horrible de lo que puede llevar a cabo el fanatismo", ha advertido.

Asimismo ha instado a no perder el gran legado de Broseta, al que ha alabado por proteger tanto la Comunitat Valenciana como los valores democráticos "en tiempos bien bien difíciles", y mostró su alegría por el hecho de que poco a poco más jóvenes conocen su figura.

Un espíritu que Puig ha relacionado con el 40 aniversario del Estatut, regla autonómica que ha recordado que el instructor apoyó para "proteger lo nuestro sabiendo el interés general".

Como presidente del jurado del XXI Premio Convivencia, Feijóo ha apelado "el día de hoy mucho más que jamás" al consenso y el acuerdo que predicó Manuel Broseta y ha alertado de que existen muchos jóvenes que ignoran lo que logró ETA, en tanto que "el 60% no conoce a Miguel Ángel Blanco".

Ha llamado a "volver a poner y arreglar este olvido", alertando que "el pueblo que no conoce su crónica vive de manera perdida y no encabeza correctamente y no apunta los factores y los mapas correctos para transitar hacia el futuro".

Según Feijóo, esta ofrenda ayuda a sostener viva la memoria, dignificar a todas y cada una de las víctimas del terrorismo y homenajear a la sociedad de españa, la que "fue capaz por medio de la ley de vencer la barbarie" y "a las pistolas" con el Estado de Derecho. España, ha defendido, probó que es un país maduro y "frente tanta crueldad y odio" empleó la unidad y los deseos de paz y convivencia.

Más información

El homenaje a Broseta llama a eliminar la polarización "injusta y también injusta" en la política y la sociedad de españa