• viernes 3 de febrero del 2023

El IBMCP une ciencia y creación en la primera vivienda artística de un centro de investigación valenciano

img

El creador Carlos Castellanos exhibirá una obra sobre las reacciones de las plantas en ocasiones de agobio climático a través de genética y también inteligencia artificial

VALÈNCIA, 27 Oct.

El Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IBMCP)

--centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Politècnica de València (UPV)-- puso en marcha 'AR(t)IBMCP', la primera vivienda artística en un centro de investigación científica de la Comunitat Valenciana. El constructor escogido es Carlos Castellanos, quien inspecciona sobre las reacciones de las plantas frente ocasiones de agobio climático a través de genética y también IA (inteligencia artificial).

La idea, que tiene la promoción del Vicerrectorado de Arte, Ciencia, Tecnología y Sociedad de la UPV, está en sintonía con otros proyectos de colaboración entre artistas y científicos llevados a cabo por universidades, centros de investigación, compañías privadas y organismos públicos de todo el planeta.

Una de las ideas que se hacen para arrimar la ciencia a la sociedad es la promoción del diálogo entre el arte y la ciencia a través de la realización de viviendas artísticas en centros de investigación científica. En estas, un artista pasa un tiempo en un centro de investigación, cooperando con el plantel científico y aprendiendo sobre su trabajo, creando como resultado una obra artística desde la actividad científica de la que fué testigo y actor. Dicha obra es entonces expuesta en acontecimientos y exposiciones, aparte de ser publicada en gacetas preparadas o generalistas.

"Hablamos de emplear la aptitud del arte para poder ver y representar la verdad de métodos alternos, no solo para producir conceptos culturales y sociales de manera fácil alcanzables por la población generalmente, en un caso así relativos a la actividad científica", enseña Javier Forment, entre los impulsores de la idea en el IBMCP al lado de su directivo, Pablo Vera.

"De esta manera, la ciencia termina formando una parte del acervo cultural de la sociedad y no solo de los ámbitos especialistas. Además, asimismo asiste para los propios científicos a conseguir novedosas visiones sobre su trabajo y novedosas potencialidades, tal como una mayor visibilidad en la sociedad", recalca.

El artista elegido para la vivienda AR(t)IBMCP es Carlos Castellanos, un artista interdisciplinar, natural de Estados Unidos, con un extenso rango de intereses que engloban la cibernética, la ecología, el embodiment, la fenomenología, la IA (inteligencia artificial) y la colaboración transdisciplinar. Su trabajo une la ciencia y la tecnología con la educación y las artes, construyendo una red de relaciones creativas con los sistemas vivientes, el ambiente natural y las tecnologías emergentes.

La obra final de la vivienda, donde ha cooperado con los estudiosos del IBMCP Javier Brumós, Pedro Luis Rodríguez y Jorge Lozano, va a ser expuesta, desde este viernes y hasta el próximo 20 de noviembre, en el Centre del Carme de Cultura Contemporània (CCCC).

En este sentido, Castellanos crea una sucesión de trabajos experimentales que exploran de qué manera las plantas tienen la posibilidad de hacer llegar sus reacciones y adaptaciones al agobio inducido por el tiempo de una forma observable para los humanos.

En estos trabajos, las plantas se cambian genéticamente a fin de que expresen cambios morfológicos observables conforme medran y se someten a agobio ambiental como condiciones de sequía. Posteriormente se adiestra un modelo de estudio automático (machine learning) para admitir estos cambios y convertirlos en sonido, tal como utilizar cambios en el ambiente de las plantas (inducir sequía, añadir hormonas, mudar la temperatura, etcétera.).

La iniciativa es que las plantas tienen la posibilidad de charlar, plañir y reaccionar de otra forma a sus relaciones con el sistema de estudio automático. La experiencia general va a ser una suerte de jardín de futuros de plantas de expresión génica y también Inteligencia Artificial como sistema de comunicación entre humanos y plantas.

Según enseña Carlos Castellanos, "es esencial que los artistas no solo critiquen o mediten sobre la investigación científica desde la distancia, sino nos involucremos de forma directa como competidores centrales, construyendo nuestras agendas de investigación elecciones y también implicando al público en la descripción de futuros probables". En este sentido, apunta, "la vivienda AR(t)IBMCP representa una ocasión para mí de llevar a cabo exactamente eso".

"Además de sencillamente estudiar sobre investigación en biotecnología vegetal de vanguardia, --sigue-- las colaboraciones con científicos del IBMCP son un factor clave en el avance de mi práctica artística, en tanto que mejoran mi aptitud para trabajar como una suerte de artista-estudioso, permitiéndome la integración capaz de la biotecnología vegetal y el saber científico en mi trabajo", afirma Castellanos.

La exposición 'Articulo-Natural Prototypes. Phytosemiotic Expressions' va a estar abierta al público en la Sala Contrafuertes del Centre del Carme Cultura Contemporània.

Más información

El IBMCP une ciencia y creación en la primera vivienda artística de un centro de investigación valenciano