• martes 06 de diciembre del 2022

El incendio de Bejís entra en horas "críticas", si bien ahora sin llama, y se levanta el cierre perimetral de Alcublas

img

La previsión de vientos "errantes" y de ascenso de temperaturas pone en alarma a los bomberos pues todavía hay "varios puntos calientes"

CASTELLÓ, 20 Ago.

La evolución del incendio forestal proclamado en Bejís (Castellón) todavía es "conveniente" y ahora no posee llama en ningún punto, si bien entra esta tarde en una etapa "crítica" frente a la previsión de vientos "errantes", que van a poder lograr los 40 km/h, el incremento de temperaturas y el descenso de la humedad bajo el 30 por ciento.

Así lo explicó la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, desde el puesto de mando adelantado, en Jérica, donde anunció que, gracias a la efectiva evolución de la situación del fuego, los mandos del incendio decidieron alzar el cierre perimetral del ayuntamiento de Alcublas, pero el resto de ayuntamientos --salvo Bejís y Torás-- continuarán evacuados de momento y hasta nuevo aviso.

Este viernes se acordó el desconfinamiento parcial de Alcublas a través de un cierre perimetral del término municipal, con el propósito de dejar libres las rutas a fin de que circulen los medios de extinción y de esta manera eludir riesgos como caídas de ramas o incursión en zonas peligrosas. Su población fue recluída el jueves por el progreso del incendio en el sur, que forzó a recortar el ingreso al santuario de la Cueva Santa.

A primera hora de la tarde de este sábado el lote perjudicado por el incendio --cuyo perímetro se ubica en 140 km y las hectáreas alcanzadas en 18.990-- todavia tiene "varios puntos calientes", hecho que crea un "enorme peligro" para las próximas horas, que van a ser "críticas" esencialmente por 2 causas: las elevadas temperaturas previstas entre las 17.00 y las 21.00 horas y los vientos "errantes" de entre 40 y 50 km/h.

Sin embargo, el incendio ahora no posee llama, pero "continuan existiendo puntos muy calientes", con lo que Bravo ha pedido "no bajar la guarda". No obstante, se estima que desde la noche descienda la intensidad de los vientos y aumente la humedad. "Pero en este momento entramos en un marco temporal difícil y de esencial peligro", ha remarcado la consellera.

Por todo ello, la dirección del incendio decidió alzar "únicamente" el cierre perimetral de Alcublas, de manera que se sostienen "exactamente las mismas medidas de evacuación y confinamiento en el resto de ciudades".

En este punto, la titular de Justicia ha aceptado que si bien "había previsión de alzar la situación de evacuación de ciudades de Teresa o Sacañet, los profesionales han informado de que en este preciso momento hay bastante peligro". En particular en el primero de estos ayuntamientos, en cuyo perímetro "prosigue habiendo bastante comburente y puntos muy calientes". Y el viento errático "podría reactivar algún foco y vernos obligados a sacar velozmente a la población.

"En este instante no es recomendable, prosigue habiendo peligro en las próximas siete horas", ha insistido Gabriela Bravo, que indicó que esta próxima noche se festejará una exclusiva asamblea y asimismo el domingo por la mañana a la primera hora para apreciar la situación. "Y dependiendo de la evolución del incendio se adoptará la resolución de alzar las medidas de confinamiento", indicó la consellera.

La previsión para la tarde de este sábado es que se queden haciendo un trabajo un total de 23 medios aéreos y exactamente la misma proporción de terrestres. En el primer caso, a pesar de que por el momento no hay llama, se van a centrar en revisar "todo el tiempo" el perímetro y controlar en las próximas horas "crítica" que no se genere ninguna reproducción, y en caso de que brote alguna, accionar de manera "rápida y eficiente".

Preguntada por si acaso es seguro quedarse en los ayuntamientos a los que se ha autorizado el regreso de los vecinos frente a la próxima situación "crítica", Bravo ha señalado que "evidentemente" que es seguro y ha garantizado que "jamás" se hubiese adoptado una resolución de ese nivel "si hubiese un peligro".

En este sentido, la consellera aseguró que se está haciendo un trabajo de "cirugía muy fina" y se mostró siendo consciente de "la desesperación de la multitud y los alcaldes, que están tolerando la presión --de los vecinos-- pues desean estar en su casa".

"Estuvieron tolerando pero cada resolución se adopta examinando la situación climatológica y el perímetro que circunda a cada población. Si es muy sensible el peligro podríamos tener un grave riesgo. Lo que mucho más nos preocupa es la vida de la gente", expresó.

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública hizo un llamamiento a la prudencia y a que no se acceda a zonas prohibidas. De hecho, para eludir este género de ocasiones, ha apuntado que la Guardia Civil establecerá las ubicaciones por las que no se logre pasar.

Así, ha pedido a la ciudadanía de estas zonas adoptar un accionar "estricto, responsable y civil" que "repercute en beneficio de todos", y el cumplimiento de las medidas. "Si la gente pasan a las ubicaciones perjudicadas tienen la posibilidad de padecer graves peligros", ha sobre aviso.

Finalmente, ha complacido a los expertos que llevan haciendo un trabajo cerca de una semana en la extinción del incendio su "enorme esfuerzo, solidaridad y distribución". También a todos y cada uno de los medios apartados desde otras comunidades autónomas.

Más información

El incendio de Bejís entra en horas "críticas", si bien ahora sin llama, y se levanta el cierre perimetral de Alcublas

Noticias de hoy más vistas