• martes 04 de octubre del 2022

El incendio de Bejís perjudica a un perímetro de 120 km y amenaza el parque natural de Sierra Calderona

img

Se estima una noche "muy complicada", mañana se incorporarán mucho más medios aéreos y los evacuados no tienen la posibilidad de regresar por ahora

VALÈNCIA, 18 Ago.

El incendio de Bejís ahora perjudica a un perímetro de 120 km y amenaza el parque natural de la Sierra Calderona gracias a los vientos variables que han revivido el fuego y lo han expandido en su flanco sur en todo el día. Los vecinos evacuados prosiguen sin poder regresar a sus casas.

Así lo indicó la consellera de Interior, Gabriela Bravo, que ha comparecido tras la asamblea del Cecopi. Ha remarcado la existencia de "frentes beligerantes" en zonas que no se vieron tan perjudicadas por las lluvias de la pasada noche, lo que ha favorecido la expansión a lo largo del día. En este lado, próximo al parque natural, se concentran en este preciso momento las dotaciones.

La consellera indicó que el incendio no está perimetrado y que fué irrealizable efectuar un cálculo de las hectáreas que se han quemado. Ha señalado que el fuego alcanzó al final el monasterio de la Cueva Santa si bien no se conoce exactamente en qué medida le afectó.

Y es que los vientos, que todavía se aguardan esta noche, han avivado las llamas en el flanco sur del fuego: "Es un incendio muy complejo por la potencialidad y las adversidades orográficas" del lote, ha añadido.

Ante esta situación, Bravo ha señalado que mañana por la mañana se incorporarán mucho más medios aéreos a las trabajos de extinción, pero que los terrestres proseguirán haciendo un trabajo a lo largo de la noche. El incendio prosigue "muy belicoso", pero se estima que la humedad de la noche y la previsible caída del termómetro asista a liquidar la intensidad.

Bravo ha pedido "prudencia" y ha señalado la tarea de los bomberos que están "jugándose la vida" en este incendio. "Todo el frente sureste prosigue evolucionando de forma fuerte pese a los sacrificios aéreos", ha remarcado y ha subrayado la "enorme dificultad".

Respecto a las evacuaciones no hubo novedad: siguen los confinamientos de Alcublas y Andilla y la imposibilidad de entrar a Bejís, Sacañet, Teresa, Torás. También están expulsadas las aldeas de Artaj, la Pobleta y Oset, en Andilla.

Sobre el fuego de Vall d'Ebo, Bravo ha señalado que todavía no se dió por estabilizado pues hubo ciertos rebrotes y ciertas "visualizaciones" a lo largo del día. No obstante, "evoluciona mucho más favorablemente" que el de Bejís.

Sin embargo, indicó que espera que se logre ofrecer por estabilizado mañana, y que se logren mover efectivos desde la región hacia el incendio que amenaza a la Calderona.

Más información

El incendio de Bejís perjudica a un perímetro de 120 km y amenaza el parque natural de Sierra Calderona