• martes 04 de octubre del 2022

El Museo Mariano tiene dentro en su visita el ingreso a la pasarela que une la Basílica y la Catedral

img

VALÈNCIA, 7 Sep.

El Museo Mariano (MUMA) de València incorporó en sus visitas el ingreso a la pasarela que une la Basílica con la Catedral, llamada el 'Arco Novo', construida en 1667 en el grupo arquitectónico de la Basílica, que en este momento piensa un "nuevo atrayente" del centro en el Año Jubilar del Centenario de la Coronación de la Virgen de los Desamparados.

El rector de la Basílica de la Virgen de los Desemparados, Jaime Sancho, ha anunciado la finalización de las proyectos de rehabilitación del puente que une la Basílica con la Catedral de València. Los trabajos se comenzaron a inicios de año y concluyeron a los pocos meses, pero gracias a la situación de urgencia sanitaria, su presentación oficial no se hizo hasta este miércoles.

El puente, con una anchura de 1,20 metros y una longitud de 7,20 metros, fue construido en 1667 por Diego Martínez. Con fundamento del primer centenario de la construcción de la Capilla, en 1767, fue restaurado por Vicente Gascó y, hasta hoy, no se había vuelto a volver a poner. Fue proclamado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981 como una parte del grupo arquitectónico de la Basílica.

Según explicó el rector, el puente se realizó con el propósito de que los canónigos --los curas de la catedral-- puedieran entrar de manera directa a la Basílica como exhibe de la relación "íntima" que había entre el templo y la Catedral", un símbolo de una "servidumbre de paso" que "verdaderamente" no se ha usado "jamás".

En esta línea, ha señalado que el puente no era "útil" para entrar por el hecho de que había que subir por unos sitios "realmente difíciles", de forma que se quedó "descuidado". A pesar de que la carencia de empleo había deteriorado el puente, Sancho ha aclarado que no se hizo "ninguna" obra de construcción ni de cambio, sino se ha realizado una renovación por la parte interior de forma "superficial" sin perjudicar en "nada" ni a la composición ni al patrimonio.

Y ha detallado que la rehabilitación se ha apoyado en la limpieza, el saneamiento de la vigas de madera, el pintado de las paredes, la limpieza de las vidrieras, y la protección de los cristales a fin de que la multitud que pase no se apoye. "Da una vista realmente bonita tanto de la Almoina como de la Plaza de la Virgen y pienso que es un atrayente esencial", ha subrayado.

Ahora los visitantes del MUMA "tienen la posibilidad de entrar al puente, que da una vista realmente bonita de la Almoina y de la Plaza de la Virgen, lo que piensa un atrayente esencial para el MUMA", según Sancho. Sin embargo, "no van a poder atravesar la puerta que hay en la pasarela por la que se ingresa a la terraza de la Catedral llamada Logia de los Canónigos".

Precisamente, "mucho más adelante, en el momento en que se realice la intervención en esta terraza de la Seo va a ser restaurada, asimismo, la parte exterior del puente", indicó. Además, tiene iluminación nocturna, que en este momento se apaga para cumplir la normativa.

El Museo Mariano de la Virgen de los Desamparados (MUMA) cumplió en el mes de julio de 2021 su décimo aniversario con mucho más de 200 maravillas artísticas similares con la Mare de Déu, expuestas en sus 400 m2, ciertas donadas por devotos como ofrendas a la Virgen.

Reconocido como Museo de la Comunitat Valenciana desde 2012, el MUMA incluye "elementos y documentos de enorme interés sobre la narración de la imagen, de la Basílica y de su Archicofradía", según indicó la responsable del MUMA, MarÍa Ángeles Gil.

El rector expresó su intención de impulsar el Museo Mariano de la Basílica puesto que, según ha detallado, recibe "poquísimas" visitas y, a su juicio, es un lugar "bien interesante" en el que se puede observar "toda" la crónica de la Virgen que "solo" se puede observar allí

Entre sus proyectos resaltan la imagen peregrina de Carmelo Vicent que efectuó en 1946 a fin de que la imagen de la Virgen de los Desamparados del Altar Mayor continuara en el camarín; el cuadro que fue telón del Altar Mayor de la Virgen del pintor valenciano José Vergara; la declaración pontificia como Patrona de la zona valenciana por el papa Juan XXIII o la pintura que representa la liturgia de distribución de talentos a las doncellas huérfanas como obra dadivosa de la cofradía desde 1537 de Vicente Requena.

Asimismo, resaltan cuadros cerámicos de la Virgen del siglo XVIII, elementos de liturgia como incensarios, custodias, mantones, textiles, grabados, rosarios y muestras de orfebrería valenciana vieja, tal como pinturas de los valencianos Mariano Benlliure, Salvador Tuset y Ramón Stolz, del siglo XIX y del XX.

Además, en el MUMA se exhiben capotes de toreros bordados y ofrecidos a la Patrona, de Enrique Ponce, Juan Montero y Julián García, mucho más de 7.000 sellos marianos que proceden de todo el planeta, casullas, cálices y cruces pectorales de cardenales y arzobispos.

Más información

El Museo Mariano tiene dentro en su visita el ingreso a la pasarela que une la Basílica y la Catedral