• sábado 4 de febrero del 2023

El Oceanogràfic disminuye su huella de carbono un 40% en cinco años

img

VALÈNCIA, 3 Oct.

El Oceanogràfic de València, uno de los más importantes acuarios en todo el mundo y el mucho más grande de Europa, consiguió achicar sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) un 40 por ciento desde 2017.

Para ello, el acuario valenciano, con cerca de 24 millones de viistantes, está construyendo un plan de sostenibilidad para combatir contra el cambio climático en armonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, centrada eminentemente en el ODS 13 de acción por el tiempo y el ODS 14 de vida submarina.

Entre las inversiones del acuario para poder reducir la huella de carbono, se incluye la optimización en eficacia energética con la substitución de equipos de climatización mucho más eficaces o la incorporación de novedosas zonas de estacionamiento para bicicletas, según informó el Oceanogràfic en un aviso.

Con el objetivo de progresar el confort de los animales y el confort climático de los visitantes, el acuario instaló una enfriadora de absorción que deja llenar y actualizar la tecnología de enfriamiento con un aparato mucho más sostenible con el medio ambiente, con lo que logró reducir el consumo eléctrico un año tras otro.

Además, el acuario valenciano situará próximamente puntos de recarga para turismos eléctricos en el estacionamiento de visitantes y pondrá novedosas placas solares fotovoltaicas destinadas al autoconsumo eléctrico.

Estos elementos, aparte de achicar el perjuicio directo en mares y océanos, "representan el modelo de economía circular y descarbonizada que el centro está implantando como referente de su estrategia sostenible".

El Oceanogràfic calcula y registra anualmente sus emisiones de efecto invernadero en el Ministerio para la Transición Ecológica y obtuvo el sello 'Calculo y Reduzco' al achicar la intensidad de emisión entre 2018-2020 en relación a los tres años precedentes.

La cuantificación de las emisiones de GEI es el primordial indicio de la estrategia de sostenibilidad del Oceanogràfic, que fue el segundo acuario de todo el mundo -tras el Acuario de Sevilla- que certificó y registró su Huella de Carbono en sus Alcances 1, 2 y 3, y que emitió Aenor por vez primera en 2019.

La sostenibilidad en el Oceanogràfic tiene un aspecto ambiental y otro popular, con lo que hablamos de un factor "transversal" que perjudica a todas y cada una de las áreas del centro.

En el ámbito ambiental, aparte del cálculo de la huella de carbono, muchos son los programas de conservación y reintroducción de especies conminadas que realiza la Fundación Oceanogràfic.

En el aspecto popular, la meta del Oceanogràfic es hacer llegar el encontronazo sobre el cambio climático tanto a los centenares de miles de personas que visitan anualmente el acuario como al resto de la ciudadanía para mentalizar y sensibilizar con el objetivo de producir cambios de actitud hacia la sostenibilidad.

Más información

El Oceanogràfic disminuye su huella de carbono un 40% en cinco años