Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

El PSPV denuncia el "apagón" de las cámaras de Ciutat Vella y acusa de contradicción en la ZBE al Gobierno.

El PSPV denuncia el

El Partido Popular (PP) ha reconocido que dejar de multar en València es un problema debido a la falta de personal, pero aseguran que ya están trabajando para solucionarlo.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento, Sandra Gómez, ha apuntado que informarán al Gobierno central sobre el apagón de las cámaras del Área de Prioridad Residencial (APR) Ciutat Vella por parte del equipo de Gobierno de María José Catalá, ya que esto podría incumplir la normativa estatal sobre Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Además, ha advertido que al dejar de multar a los coches no autorizados se podría estar cometiendo prevaricación al incumplir la propia ordenanza municipal.

El PP ha confirmado que desde el 1 de octubre hasta la actualidad no se ha impuesto ninguna multa. El portavoz del PP, Juan Carlos Caballero, ha explicado que esta falta de sanciones se debe a la falta de personal, pero asegura que están trabajando para solucionarlo.

Por su parte, el grupo socialista plantea que el PP ha decidido dejar de sancionar de manera discrecional y sin informar a la ciudadanía, lo que podría estar incumpliendo la normativa vigente. Además, advierten que esto podría generar un efecto llamada y permitir que cualquiera pueda circular libremente por el centro de València sin restricciones.

Sandra Gómez ha destacado que, si el Ayuntamiento decide no multar, se perderán los millones de euros concedidos con los fondos Next Generation. Por ello, trasladará esta situación al Gobierno de España para asegurarse de que no se vea comprometida la asignación de estos fondos para combatir la contaminación en la ciudad.

Por otro lado, la portavoz de Compromís, Papi Robles, ha criticado las acciones del Ayuntamiento, señalando que mientras los niveles de contaminación son preocupantes, desconectan las cámaras de la APR y amplían el tráfico en el centro de la ciudad. También ha mencionado la ampliación del puerto, que según ella, incrementará la contaminación.

En respuesta, el portavoz del PP, Juan Carlos Caballero, ha argumentado que la falta de multas en este periodo ha sido una eventualidad y no una decisión del equipo de gobierno. Atribuye este problema a los problemas de personal que encontraron al entrar en el gobierno, especialmente en el ámbito de la policía, la seguridad y la movilidad. Sin embargo, asegura que están trabajando para dotar de personal a estos servicios y poder volver a cobrar las sanciones.

En conclusión, tanto el PP como el PSOE y Compromís tienen posturas diferentes sobre el hecho de dejar de multar en València. Mientras el PP atribuye este problema a la falta de personal y afirma estar trabajando para solucionarlo, el PSOE y Compromís critican esta falta de sanciones y consideran que se está incumpliendo la normativa vigente y se está poniendo en riesgo la asignación de fondos para combatir la contaminación en la ciudad.