Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Empresas en Cataluña y Valencia: Su sede depende de ellas, sin importar su origen regional

Empresas en Cataluña y Valencia: Su sede depende de ellas, sin importar su origen regional

El presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, ha rechazado las sanciones a empresas planteadas por Junts y ha defendido una política de incentivos en lugar de sanciones. Boluda enfatizó la importancia de que estos incentivos sean para todos y en todos los lugares, para poder competir en igualdad de condiciones. Según él, las empresas no tienen una afiliación territorial, sino que el lugar de su domicilio depende de ellas.

Estas declaraciones surgieron como respuesta al acuerdo alcanzado entre Junts y el PSOE para modificar la ley de sociedades, facilitando el regreso de las empresas a Cataluña. Boluda argumentó que en Europa existe la libertad de que una empresa pueda establecerse en el lugar que desee. En ese sentido, manifestó su expectativa de que la política de incentivos sea equitativa y abarque a todas las empresas, ya que estas buscan no solo seguridad jurídica, sino también competir en igualdad de condiciones.

En cuanto a la intención del presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, de presentar un recurso de inconstitucionalidad si se aprueban sanciones a las empresas catalanas trasladadas a la Comunitat Valenciana, Boluda se pronunció a favor de una política de incentivos en lugar de sanciones. Además, afirmó que la decisión de trasladar una empresa depende únicamente de las empresas mismas. Sin embargo, Boluda apoyó la presentación de recursos en caso de inconstitucionalidad, aunque admitió no ser un experto en el tema.

Respecto a si CaixaBank y Sabadell volverán a Cataluña, Boluda señaló que eso lo determinarán las propias entidades, basándose en si se sienten bien tratadas y si les va bien en la Comunitat Valenciana. De acuerdo con él, las empresas tienen la libertad de cambiar su ubicación según su conveniencia. Por último, Boluda destacó que es necesario acostumbrarse a la realidad de que una empresa pueda estar en un lugar determinado hoy y en otro diferente mañana, adaptándose a las circunstancias y oportunidades del mercado.