• jueves 26 de enero del 2023

Encuentran y retiran 2 redes ilegales en el Cabo de la Huerta

img

Ejemplares de especies marinas que estaban atrapados en exactamente las mismas, entre ellas bogavantes y mantarrayas, fueron devueltos al mar

ALICANTE, 16 Jul.

La Guardia Civil, adjuntado con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en el marco del Plan Anual de Control Integral de Actividades Pesqueras 2022, ha localizado y retirado 2 redes de pesca de enormes dimensiones, entre las cuales alcanzaba precisamente el quilómetro de longitud en el Cabo de la Huerta (Alicante).

Tras localizarlas a unas 4 millas náuticas del Cabo de la Huerta, se pudieron devolver al mar ejemplares de especies que habían quedado atrapados en las redes. La Guardia Civil inspecciona en este momento el origen de tal descubrimiento, según informó nuestro centro armado en un aviso.

Los hechos sucedieron el pasado 9 de julio, en el momento en que integrantes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Alicante, adjuntado con personal de Inspección de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) adscritos a la Subdelegación de Gobierno de Alicante, han localizado una red de pesca de unos mil metros de longitud que carecía de las fabricantes normativas que se usa para detectar a su dueño y, además de esto, contravenía la prohibición de su empleo fuera del horario predeterminado.

En la red se dieron a conocer distintas especies como bogavantes (Homarus gammarus), cabracho (Scorpaena scrofa), mantarrayas (Mobula birostris), que fueron devueltas al mar. Además, se pudo constatar de qué forma había dañado colonias de coral del fondo marino.

Posteriormente, el 11 de julio, agentes y también inspectores han localizado y también intervenido una exclusiva red de peculiaridades afines a la previo, pero en esta ocasión de 750 metros de longitud precisamente. Tras retirarla del mar, encontró atrapados distintos ejemplares de rayas recurrentes (Rajidae), besugo (Pagellus bogaraveo), pescadilla (Merluccius merluccius) y múltiples géneros de coral, que fueron devueltos a su hábitat.

Por todo ello, la Guardia Civil ha iniciado una investigación para aclarar la titularidad de las redes, tal como la compromiso que logre acarrear, ya que aparte de emplear las redes de fondo sin ningún género de fabricantes y también identificación como establece la normativa europea tampoco han cumplido con la normativa estatal en referencia al mismo tiempo máximo que tienen la posibilidad de ser usadas.

Los dueños de estas redes podrían ser propuestos para sanciones graves por presuntas infracciones al Real Decreto 502/2022, de 27 de junio, por el que se regula el ejercicio de la pesca en los caladeros nacionales, cuyas penas tienen la posibilidad de llegar hasta los 60.000 euros.

Esta práctica de pesca ilegal, aparte de acarrear una rivalidad desleal en relación a los pescadores que cumplen la ley, asimismo va en oposición a la normativa europea sobre la política pesquera común.

Este género de actuaciones se enmarcan en el Plan Anual de Control Integral de Actividades Pesqueras para 2022, suscrito entre la Guardia Civil y la Secretaría General de Pesca, por medio del que se quiere, entre otros muchos objetivos, eludir la presencia en el mar de aquellas embarcaciones ilegales o no autorizadas, tal como advertir artes o utensilios de pesca sin identificación, antirreglamentarios o prohibidos, al paso que se disuade a los pescadores de faenar en zonas o fondos prohibidos.

La Guardia Civil ten en cuenta que este género de hechos puede ocasionar un "grave encontronazo ambiental" sobre los elementos y ecosistemas marinos, enseñar un "colosal peligro" para la navegación al poder dejar sin gobierno aquellas embarcaciones que pasen sobre ellos, tal como ser "un riesgo para bañistas y submarinistas".

Más información

Encuentran y retiran 2 redes ilegales en el Cabo de la Huerta