• sábado 4 de febrero del 2023

Entidades sociales avisan que el 41% de la gente en situación de sin hogar sufrió delitos de odio

img

VALÈNCIA, 14 Dic.

La Plataforma Sense Llar --dentro por once entidades sociales-- ha advertido que "un año tras otro" incrementan los delitos de odio y agresiones hacia personas en situación de sin hogar y ha lamentado que, según los datos del observatorio Hatento, el 41 por ciento fué víctima de ellos.

"Al aumento en los últimos diez años de la gente en una situación de sinhogarismo, se añade las adversidades que hallan por vivir en la calle como crueldad verbal, un trato vejatorio e inclusive lesiones físicas", ha lamentado la organización en un aviso.

La interfaz puso el foco en que, según una encuesta de 2022 del INE, 28.552 personas son atendidas en centros asistenciales de hospedaje y restauración; un 24,5% mucho más que en 2012. En València, el censo Personas Sin Hogar del año 2021, elaborado al lado de la Universitat de València, recopila un total de 754 personas en esta situación localizadas en València la noche del 15 de diciembre de 2021. De ellas, 352 estaban pernoctando en la calle y 402 en cobijes.

A este ámbito, con el que trabaja la Plataforma Sense Llar, se aúnan otras realidades que afectan a la gente en situación de sinhogarismo, como la aporofobia, un término, acuñado en los años 90 por la filósofa Adela Cortina, que "oculta una situación donde la gente en esta situación son representadas como sujetos peligrosos", explicó la organización.

Este ambiente, unido al hecho de no tener un espacio donde resguardarse, provoca que sea un conjunto de individuos singularmente vulnerable a padecer agresiones y delitos de odio.

El observatorio Hatento contabiliza que el 41% de la gente en situación de sin hogar fueron víctimas de delitos de odio. Una de cada tres fué insultada o ha recibido un trato vejatorio y una de cada cinco fué agredida físicamente.

Si charlamos de mujeres que están en esta situación, el 20% fué víctima de agresiones sexuales y el 59% de las mujeres con pareja padece crueldad de género, pero la mayor parte de las demandas no reciben condena.

"Denunciar este género de ocasiones es bien difícil al tratarse de personas a las que la sociedad ha separado y les ha despojado de sus derechos mucho más básicos. Además, muchas de estas formas de proceder son propias de la sociedad generalmente que las ha interiorizado como normales pero representan genuinas violaciones de derechos, así como no dejar ingresar al baño de un lugar hasta las agresiones mucho más violentas en la vía pública", ha expuesto Sense Llar.

La interfaz reitera que la necesidad de hallar una igualdad real y eficaz para todas y cada una la gente, "comenzando por mentalizar a la ciudadanía de que la gente en situación de sin hogar son iguales al resto de la población y se meritan tener una protección legal".

La Plataforma Sense Llar está formada por 11 entidades, entre ellas, Accem, Asociación Valenciana de Caridad, Asociación Bokatas, Cáritas Valencia, CONVIVE Fundación Cepaim, Comité Antisida CV, Fundación Salud y Comunidad, Metges del Món Comunitat Valenciana, Misión Evangélica Urbana, San Juan de Dios, Casda, y también Hijas de la Caridad.

Más información

Entidades sociales avisan que el 41% de la gente en situación de sin hogar sufrió delitos de odio