• sábado 4 de febrero del 2023

Estudian a un hombre que arrojó al monte restos de brasas como presunto creador del incendio forestal de Petrer

img

ALICANTE, 19 Ago.

La Guardia Civil de Alicante inspecciona a un hombre de 57 años que parece ser arrojó al monte restos de una barbacoa conmemorada en su vivienda como presunto responsable del incendio forestal producido en la Sierra del Caballo en Petrer. El fuego sigue activo tras calcinar cerca de 70 hectáreas en una región de vegetación incluida en el Paisaje Protegido de la Sierra del Maigmó y Sierra del Cid.

El hombre está investigado por un delito de incendio forestal por imprudencia grave. Las diligencias instruidas por los agentes adjuntado con los medios de prueba recabados van a ser remitidas por el Seprona al Juzgado de Instrucción de Elda, según informó el centro armado en un aviso.

Los hechos se empezaron el pasado miércoles al mediodía. Mientras que los efectivos intentaban supervisar el incendio producido en la Vall d'Ebo se inició otro nuevo en la Sierra del Caballo de Petrer, a unos cien km de distancia, y varios de los agentes y bomberos usados en el incendio de la Marina Alta y El Comtat debieron dejar la región para sofocar este nuevo conato que se extendía por distintos sierras del Vinalopó, cuenta la Guardia Civil.

Al tener conocimiento de los hechos, los agentes de la Guardia Civil comenzaron una investigación para aclarar las causas y situaciones en las que se causó el incendio, tal como la viable vida de compromiso por la parte de los comprometidos.

Durante este jueves los agentes se dirigieron al ámbito de los hechos, al lado de un conjunto operativo de investigación de incendios forestales de la Generalitat, para encontrar el punto exacto en el que se inició el fuego, en la partida de Pusa, donde hicieron asimismo una investigación de su evolución.

Una vez recabadas las pruebas y manifestaciones de los presentes, los efectivos concretaron que el incendio se inició a consecuencia de los restos de carbón de una barbacoa que se había efectuado unos días antes en una finca privada.

Uno de los dueños de la vivienda retiró las ascuas el pasado miércoles y las arrojó al jardín pensando que estaban totalmente apagadas. No obstante, gracias a la sequedad del matorral en la región y a la situación climatológica, los restos se reactivaron y ardieron por todo el monte.

El hombre ha proclamado que, si bien trató de frenar el progreso vertiendo agua sobre las llamas con una manguera, no lo logró, con lo que requirió la intervención de los expertos.

Más información

Estudian a un hombre que arrojó al monte restos de brasas como presunto creador del incendio forestal de Petrer