• viernes 27 de enero del 2023

Fiscalía solicita la condena para el supuesto asesino de Marta Calvo: "Jorge Ignacio halló las piezas de caza perfectas"

img

El acusado se expone frío y sereno en el juicio y su letrada pide su absolución al denegar los hechos

VALÈNCIA, 13 Jun.

"Para realizar justicia a las víctimas requerimos un veredicto de responsabilidad". Así se pronounció Fiscalía en el juicio que se prosigue desde este lunes contra Jorge Ignacio P.J., acusado de la desaparición de Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela Vargas y de procurarlo con otras ocho mujeres mucho más en el periodo de tiempo de 15 meses, desde verano de 2018 hasta el 7 de noviembre de 2019, fecha donde murió la última de las víctimas y cuyo cadáver no fué aún localizado.

La fiscal, en su turno de palabra frente a un recién elegido jurado habitual que juzgará a Jorge Ignacio, fué muy contundente: "Jorge Ignacio halló las piezas de caza perfectas", con relación a las víctimas de este trámite, todas y cada una ellas rameras.

Jorge Ignacio se sienta desde este lunes en el banquillo de los acusados en la Audiencia frente a un jurado habitual conformado por siete mujeres y 2 hombres. Se encara, así como demanda Fiscalía, a 130 años de prisión por 11 delitos de abuso sexual --tres de ellos como medio preciso para un delito de homicidio y siete para un delito de lesiones--; y un delito contra la salud pública. Se mostró con semblante serio y frío y su defensa ha pedido su absolución.

Por su parte, los progenitores de Marta Calvo, quienes ejercitan en el trámite como acusación especial, solicitan para el acusado la prisión persistente revisable. Las otras víctimas presentadas en la causa asimismo demandan esta pena.

En su turno, la fiscal Socorro Zaragozá ha amado dejar claro, primeramente, que el "personaje principal" del juicio no es el acusado, "sino más bien sus víctimas", que son "en especial atacables" por la profesión a la que se ocupan.

También ha destacado que consiguieron sentar el día de hoy al acusado en el banquillo "merced a una madre valor a la que le desapareció su hija y peleó y luchó" --en referencia a Marisol, la madre de Marta Calvo, quien desapareció en Manuel (Valencia) hace mucho más de un par de años y cuyo cuerpo sin vida no se encontró. El acusado reconoció que la descuartizó tras sostener relaciones íntimas, si bien sostiene que no la mató.

El día en que Marta, de 25 años, desapareció, como su madre sabía dónde había estado por última vez por medio de un mensaje que la víctima le mandó con su móvil, su madre se presentó en el residencia y le abrió la puerta el acusado. Tras ello, Jorge Ignacio desapareció y la Policía inició una investigación. Con la publicación en medios de la fotografía del acusado, se dieron a conocer mucho más víctimas.

"Todas y cada una de las víctimas son putas y Jorge Ignacio halló las piezas de caza perfectas. Todos entendemos de qué manera viven las putas y es muy difícil que denuncien. En este país la violación a una prostituta era lo mucho más bien difícil de evaluar, pero en este momento cambió el término de víctima y se les da voz y derecho", dijo.

La fiscal ha destacado que el acusado contactaba con las víctimas y proseguía un mismo 'modus operandi': "llevar sustancia, llevar a cabo 'fiestas blancas', poner la sustancia por la vagina o el ano. Siempre hacía lo mismo con todas y cada una", ha contado, al paso que ha detallado que Jorge Ignacio tenía en su poder cocaína una pureza tan alta que es difícil lograrla en el mercado, salvo que seas una mafia.

Sobre el accionar del acusado una vez se entregó a la Guardia Civil, la fiscal ha manifestado que ni se encontraba arrepentido entonces ni lo está en este momento. Es mucho más, ha añadido, "lo único que le preocupa es que no le hagan nada en prisión, por ello en la Enfermería al comienzo. Solo le preocupaba portarse bien en prisión, ponerse a estudiar y no montar ningún follón a fin de que no fuesen contra él", dijo.

También ha destacado que el acusado "no es un individuo que no ha roto un vaso en su historia", ya que tiene antecedentes penales por resistencia y desobediencia, tal como por tráfico de estupefacientes.

Por su parte, la letrada de la madre de Marta Calvo, que empezó su intervención exponiendo al jurado unas imágenes de la víctima, ha destacado que la madre no descansa en paz pues "esa persona --señalando al acusado-- se niega a decir dónde se encuentra el cuerpo. Ofreció una versión de los hechos, sobre el descuartizamiento, que es totalmente irreal y también irrazonables".

"El peor castigo para un padre es no poder sepultar a un hijo. Y eso es algo que Jorge Ignacio ha impuesto a los progenitores de Marta", ha insistido.

Por otro lado, el letrado de ocho víctimas mucho más, Juan Carlos Navarro, mostró su impotencia por percibir en este juicio al acusado pero no a otras tres víctimas ahora fallecidas. Ha lamentado las agresiones de Jorge Ignacio y su "capricho y juego de ingresar substancias estupefacientes a sus víctimas".

Más información

Fiscalía solicita la condena para el supuesto asesino de Marta Calvo: "Jorge Ignacio halló las piezas de caza perfectas"