• jueves 06 de octubre del 2022

Global Omnium pone en marcha un sistema con la capacidad de advertir viruela del mono en aguas residuales en 24 h

img

VALÈNCIA, 25 Ago.

Global Omnium, la compañía experta en el período integral del agua, puso en marcha un vanguardista sistema de detección de viruela del mono en aguas residuales en 24 h. Esta solución se alcanzó merced a toda la experiencia amontonada en análisis afines que se vienen realizando ya hace mucho más de un par de años para la detección de SARS-CoV-2, merced a la "angosta colaboración" que sigue con instituciones de investigación como el CSIC-IATA.

Según informó la compañía valenciana en un aviso, ahora se empezó el rastreo y monitorización en la localidad de València, tal como en otros puntos de España. El virus de la viruela del mono es otro de los varios agentes patógenos que se excretan bien sea por heces, por orina, o por las dos vías, lo que deja advertir sus restos genómicos en las aguas residuales.

Es en Golab, el laboratorio de Global Omnium, donde se examinan las muestras de agua en tanto que, para ser detectado y cuantificado, "se precisa de equipos con una avanzada tecnología, tal como personal enormemente preparado".

Las aguas residuales forman hoy una "fuente fundamental" para comprender "información muy importante" sobre ciertos puntos relacionados con la salud de la población de la que surgen, en tanto que, en el marco de la Epidemiología de las Aguas Residuales (WWBE en inglés), se puede controlar la circulación de ciertos agentes patógenos o infecciosos (SARS-CoV-2, Viruela del Mono, Gripe, Enfermedades de Transmisión Sexual, o el virus de la Polio, entre otros), tal como de drogas de abuso, medicamentos y compuestos químicos o biológicos, metabolitos, e inclusive la existencia de genes de resistencia a antibióticos.

El trámite para la detección del Monkeypox o Viruela del Mono es "muy afín" al ahora empleado para advertir y cuatificar el SARS-CoV-2, ya que, desde una misma exhibe de un litro de agua residual tomada en condiciones estériles, se procede a la concentración y extracción del material genético y, desde ese extracto, se efectúa la PCR concreta para este virus paralelamente a la que se hace para las determinaciones de SARS-CoV-2.

De este modo, es viable controlar la evolución de la proporción de virus circulando en un territorio y valorar tendencias, tal como alertar a las Autoridades Sanitarias para materias de prevención.

Más información

Global Omnium pone en marcha un sistema con la capacidad de advertir viruela del mono en aguas residuales en 24 h