• jueves 26 de enero del 2023

'Historias Desobedientes' llega a España para conseguir familiares de delincuentes de lesa humanidad: "No nos encontramos solos"

img

El colectivo trae desde América Latina su desarrollo de "memoria, verdad y justicia" con la promesa de "asistir" a otros descendientes

VALÈNCIA, 31 Jul.

El colectivo 'Historias Desobedientes' llega a España con el propósito de conseguir a familiares de delincuentes de lesa humanidad que formaron parte de la opresión de la dictadura franquista que condenen las actuaciones de sus allegados y catalogar sus testimonio para "agrandar el horizonte de la memoria". "No nos encontramos solos", reclaman los 'desobedientes'.

En este sentido, el colectivo organizó esta semana un acto de presentación en València, para anunciar las 'desobeciencias' de ciertas mujeres que, al comprender que eran descendientes de delincuentes y torturadores de diferentes regímenes dictatoriales, comenzaron un desarrollo de "memoria, verdad y justicia" con la promesa de "asistir" a otra gente.

La idea tiene el acompañamiento de la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, la Coordinadora d'Associacions per la Memoria Democàtica del País Valencià, la interfaz Archivo, Guerra y Exilio y el Grup per la Recerca de la Memòria Històrica de Castelló.

'Historias Desobedientes' es una organización que aparece en Buenos Aires a inicios de 2017 que está conformada por familiares de delincuentes de lesa humanidad de distintas dictaduras que "reconocen las crueldades cometidas por sus familiares, las condenan abiertamente y se aúnan a la defensa de los derechos humanos, para volver a poner la memoria silenciada de los pueblos".

Entre sus propósitos está ayudar con las organizaciones de derechos humanos y las asociaciones de víctimas y familiares, formar parte en actos centrados en la defensa y la profundización de los derechos humanos, desarrollar un trabajo de educación y concienciación cerca de la memoria, contribuir en los procesos contra los delincuentes de lesa humanidad y dar a conocer sus testimonios.

Loreto Urraca es nieta de Pedro Urraca, popular como 'el cazador de colorados', un policía franquista acusado de perseguir a los líderes políticos de la República que se refugiaron en Francia tras la guerra.

Ella descubrió en 2008, con mucho más de 40 años, quién era su abuelo y, desde ese instante, empezó "un sendero para desafiliarse de este nombre" y "denunciar públicamente sus actuaciones". Por ello, escribió su libro 'Entre hienas' en el que rechaza los hechos llevados a cabo por su familiar.

"Precisaba despedir la íra y la vergüenza que tenía, de ahí que decidí redactar", expresa Loreto. Después de que la novela llevara publicada tres años, un argentino que vive en Barcelona y que había oído charlar de 'Historias Desobedientes', la puso en contacto con la asimismo argentina Analía Kalinec, hija de un culpado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad y creadora del colectivo.

Loreto recuerda de qué manera sintió que "por el momento no se encontraba sola": "Del otro lado del Atlántico había tantas personas como yo, con esa necesidad de desvincularse de ese nombre que está tan manchado, de una culpa que no debemos heredar". "En el momento en que descubres que eres descendiente de un victimario franquista, repudias ese nombre y también procuras desafiliarte de él", afirma.

Para ella, lo más esencial es el "aspecto personal sentirse mal pues te hallas que eres descendiente de un victimario franquista". "Es algo que jamás me hizo felicidad", acepta antes de llevar a cabo un llamamiento a todos esos descendientes de delincuentes de lesa humanidad en la dictadura de Franco que deseen sumarse al colectivo. "Es una cuestión de asistencia entre nosotros", concluye.

Por su parte, Analía Kalinec, de hoy presidenta y entre las creadoras de 'Historias Desobedientes', cuenta que esta organización brotó para negar "las décadas de impunidad en Argentina con la imposición de unas leyes de obediencia de punto y final que sucedieron al régimen de Videla".

Analía, nacida a lo largo de la dictadura, resalta que a lo largo de esos años su padre, mucho más popular como el Dr. K. y "responsable de raptos, torturas, homicidos y otros crímenes de lesa humanidad, no fue juzgado" y lamenta que ella "no tuvo registro" de su crónica.

Con 25 años, descubrió "la vinculación de su padre con la dictadura militar". Aunque admite que en un primer instante creyó que "había de ser un fallo y se habían equivocado", en el momento en que en el año 2008 la causa se elevó a juicio oral "tomó conciencia" de los crímenes realizados "desde percibir el testimonio de las víctimas". Su padre fue al final culpado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad en el año 2010.

"Ahí se genera un quiebre existencial y asimismo familiar con mi papá --ahora en la prisión-- y mis 2 hermanas --las dos personal civil de la Policía Federal Argentina--", enseña, mientras que añade que sus familiares comenzaron en 2015 un juicio civil para declararla impropia (una figura legal para eludir que pudiese heredar). "Esta demanda busca esencialmente lastimarme y también imponerme un castigo por no meditar como ellos", apunta.

La presidenta del colectivo demanda que "esta lógica de pensamiento criminal comprende que hay que remover al que piensa diferente se prosigue reproduciendo en instituciones como las fuerzas armadas y de seguridad y se impone como cosmovisiones de todo el mundo en las familias de policías y militares argentinas".

Verónica Estay representa las 'Historias Desobedientes' chilenas y es sobrina de Miguel Estay, mucho más popular como 'El Fanta', un responsable de crímenes de lesa humanidad a lo largo de la dictadura de Pinochet que fue culpado a cadena perpetua y murió en 2021 en prisión.

Además, Verónica es hija de sobrevivientes de la dictadura, con lo que asegura que se unió al colectivo por "tener esa doble relación". Resalta que desde la organización "se trabaja en todos y cada país en líneas de acción y también ideas ciertas".

En este sentido, señala que, "al paso que en Chile se trabaja por la novedosa Constitución, en Argentina se pelea a fin de que los familiares logren ofrecer testimonio contra sus progenitores y que este sea tomado presente en los tribunales, pues hoy en día hay una ley que lo impide".

Más información

'Historias Desobedientes' llega a España para conseguir familiares de delincuentes de lesa humanidad: "No nos encontramos solos"