Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Horchata valenciana demuestra capacidad antiviral según estudio de la UCV.

Horchata valenciana demuestra capacidad antiviral según estudio de la UCV.

VALÈNCIA, 14 Sep. - Investigadores del Laboratorio de Bioingeniería y Biomateriales, perteneciente al Centro de Investigación Traslacional San Alberto Magno de la Universidad Católica de Valencia (UCV), han llevado a cabo un estudio en el que demuestran la capacidad antiviral de la horchata valenciana. Los resultados de esta investigación se han publicado en la revista científica 'International Journal of Molecular Sciences', según ha informado la institución académica en un comunicado.

Según el profesor Ángel Serrano, director del Laboratorio y del proyecto, la leche de chufa, que se utiliza para elaborar la tradicional bebida valenciana conocida como horchata, es un bioproducto natural que podría ser eficaz en la lucha contra infecciones virales y proteger contra diversas enfermedades de este tipo.

Los investigadores de la UCV, junto con Alberto Tuñón y Alba Cano, han analizado las propiedades antivirales de la leche de chufa en diferentes concentraciones frente a virus con y sin envoltura. El estudio ha demostrado que la horchata tiene actividad antiviral contra el bacteriófago envuelto phi 6, que se utiliza como sustituto del SARS-CoV-2.

Aunque la leche de chufa no tiene efecto contra virus sin envoltura, como el bacteriófago MS2, los científicos han descubierto que, al añadirle azúcar, las propiedades antivirales de la horchata mejoran e incluso pueden convertirla en una bebida antiviral contra virus sin envoltura.

El profesor Serrano ha destacado la importancia de buscar nuevos compuestos antimicrobianos frente a la infección por patógenos virales, especialmente en el contexto de la pandemia de la covid-19. Según el investigador, los compuestos naturales son una vía de investigación prometedora debido a sus propiedades renovables, biodegradables y no tóxicas.

Este grupo de científicos de la UCV ya ha desarrollado en el pasado una cerveza y un vino probióticos, así como los primeros filtros capaces de inactivar el SARS-CoV-2 y otros virus con envoltura en menos de un minuto, lo cual ha permitido la creación de las mascarillas FFPCovid Mask. Además, han desarrollado un pintalabios antimicrobiano de color rojo y patentado nuevos materiales biodegradables con capacidad antimicrobiana para aplicaciones biomédicas.

También han demostrado la capacidad antibacteriana y antiviral de las nanofibras de carbono y su incorporación en materiales industriales como el alginato y el PHBV, los cuales son no tóxicos, biodegradables, biocompatibles y renovables.