• martes 29 de noviembre del 2022

Innovación valenciana para la revolución del automóvil eléctrico: ITE impulsa proyectos de novedosas baterías y elementos

img

Gilabert: "Las actualizaciones que se aplican en todos y cada ingrediente afectan de forma indirecta a la revolución de toda la industria"

VALÈNCIA, 15 Oct.

Alargar la vida útil de las baterías de los vehículos eléctricos, prosperar su seguridad y crear de manera capaz en la Comunitat Valenciana elementos "de novedosa generación" para los automóviles del futuro son varios de los retos a los que se encara el ámbito de la automoción valenciana, una industria que vive un instante de ocasiones --con la llegada de Volskwagen y la permanencia de Ford-- pero debe amoldarse a las novedosas maneras de movilidad.

Estas son exactamente ciertas primordiales líneas de trabajo del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE). Su estudioso en el área de Alta Tensión y Materiales, Juan Gilabert, enseña a Europa Press que el ITE lleva a cabo una secuencia de proyectos que cubren toda la cadena de valor de las baterías para después transladar sus entendimientos a la creciente industria valenciana que se está "reinventando" hacia la movilidad eléctrica, "entre los objetivos marcados para lograr la transición ecológica", ha incidido.

La Comunitat Valenciana enfrenta "una enorme ocasión" con la movilidad eléctrica y agrandar el ámbito de la industria enfocada se va a traducir en la creación de "empleo de alta cualificación asimismo en los elementos y también industrias socorrieres, y con esto se producirá valor añadido y consecuentemente el refuerzo del campo energético con visibilidad internacionalmente", ha señalado. En este contexto, el ITE "está apoyando y trasfiriendo el saber y experiencia al ámbito".

Así, para superar hacia la electrificación "hay que poner el foco en los desafíos que esta transición implica" y "uno de estos desafíos es la necesidad de optimización de las etapas del desarrollo de fabricación del vehículo eléctrico".

En este marco, entre las "primordiales" etapas de este desarrollo, por su coste y también "encontronazo en la calidad del resultado definitivo", son las baterías, ha detallado el especialista, tanto las propias celdas (que es donde se guarda la energía) como los elementos socorrieres. "Las actualizaciones que se aplican en todos y cada ingrediente afectan de forma indirecta a la revolución de toda la industria", ha señalado Gilabert

En este sentido, el ITE ha realizado el emprendimiento Promet, cofinanciado por IVACE y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y finalizado este verano, con la meta de "estudiar los procesos de humillación de las baterías de ion litio de los automóviles eléctricos para saber los factores internos y externos que influyen en su humillación y durabilidad para proponer opciones que alarguen su historia útil y reduzcan el peligro de fallo".

"Hay un sinnúmero de reacciones físico-químicas que tienen la posibilidad de ofrecer rincón a la humillación de las celdas ion litio, como procesos de envejecimiento en el ánodo y en el cátodo", ha detallado el estudioso, y entre las causas más habituales de su deterioro está el someterlas a bajas o elevadas temperaturas, la agilidad de descarga, la descarga obligada o la sobrecarga, pero asimismo la utilización habitual o nuestro almacenaje.

Los estudiosos del ITE obtuvieron "relaciones causa-efecto que hay entre los criterios de diseño de las baterías y las cambiantes del desarrollo de fabricación con los factores de calidad mucho más importantes". "En este emprendimiento diseñamos y también implementamos modelos computacionales que con su empleo nos han tolerado saber de qué manera extender la vida útil de una batería ion-litio", puso en valor Gilabert.

Para ello, se emplean modelos digitales de accionar y simulación del desarrollo productivo de fabricación de baterías de ion litio que son ajustables al campo y dejan "conseguir una información completa sobre el estado de una batería y su evolución", desde la fabricación hasta empleo. Los modelos dismuyen la necesidad de ensayos y aceleran el avance de novedosas baterías y elementos, ha señalado el estudioso.

En exactamente la misma línea de desarrollar las baterías de novedosa generación, el ITE tiene en marcha el emprendimiento Compauto, respaldado por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), en el que el centro tecnológico está diseñando un término de planta de producción maleable de celdas de Li que logre amoldarse en todo instante a las novedosas tendencias y a las pretensiones del mercado, tal como el avance de elementos para celdas a nivel de laboratorio.

Para esta planta, el ITE conseguirá un electrolito polimérico tipo gel de elevada aptitud. La estudiosa en el área Química Aplicada y Nuevos Materiales Cristina Herrera ha concretado que los electrolitos líquidos usados hoy en dia "tienen socios inconvenientes de seguridad, singularmente en esos casos en los que las baterías están expuestas a condiciones de abuso mecánico, térmico o eléctrico". De hecho, "en casos extremos podrían generarse fugas del mismo, tal como ofrecer rincón a incendios o detonaciones", aseguró.

Por ello, las indagaciones se han basado en substituir estos electrolitos líquidos por electrolitos poliméricos tipo gel formados por un soporte polimérico poroso con el electrolito líquido embebido dentro suyo, que contribuyen a la optimización de la seguridad. Este género de adelantos para mejorar materiales y elementos de las baterías "son imprescindibles para la reducción de los costos y para la optimización de la eficacia y de la consistencia de exactamente las mismas", ha señalado Herrera.

En esta época Compauto está en su segunda anualidad de un total de tres y se trabaja ahora en la optimización de los elementos (electrodos y electrolito). Se está continuando asimismo en el diseño de la planta de producción aparte de en el ecodiseño destinado a la fabricación sostenible de los recientes desarrollos, ha detallado.

Sobre esta planta, Herrero indicó que "hablamos de un nuevo modelo de producción que dejará amoldarse de manera mucho más rápida y eficaz a las novedosas tendencias y requisitos en el ámbito de las baterías", ha aclarado. Por ello, en Compauto se trabaja en el diseño de una planta de estas peculiaridades.

Cristina Herrero ha expuesto que Compauto une "industria y tecnología", 2 "elementos imprescindibles para dotar a la Comunitat de habilidades para garantizar el suministro continuo y confiable de elementos que dejará el desarrollo del campo de la automoción". Cabe rememorar que en estos instantes la factoría de Ford en Almussafes (Valencia) tiene en marcha un ERTE por la inestabilidad de suministro de elementos.

"Se contribuirá así a la modernización de la industria y se impulsará, consecuentemente, la industria de la automoción que necesita de baterías seguras y eficaces", una cuestión podría sospechar desarrollo económico y "la creación de varios cargos laborales". "Además de esto, la reducción de tiempos socios a este transporte de elementos dejaría la reducción de tiempos de producción y, consecuentemente, de los costos socios a exactamente los mismos, tal como de las emisiones de gases de efecto invernadero", ha añadido.

Más información

Innovación valenciana para la revolución del automóvil eléctrico: ITE impulsa proyectos de novedosas baterías y elementos

Noticias de hoy más vistas