Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Intensificación de controles sobre vehículos en carril bus en València por Policía Local y EMT.

Intensificación de controles sobre vehículos en carril bus en València por Policía Local y EMT.

El Ayuntamiento de València ha anunciado una campaña informativa seguida de una fase ejecutiva que impondrá multas de hasta 300 euros a quienes infrinjan las normas.

Las autoridades locales, en colaboración con la Empresa Municipal de Transportes (EMT), llevarán a cabo controles más estrictos sobre los vehículos privados que circulen o estacionen en los carriles bus de la ciudad. Este plan iniciará con una campaña de concienciación durante la primera semana, seguida de una fase punitiva que contempla sanciones económicas, informó el consistorio en un comunicado.

Agentes de la Policía Local y personal de inspección de la EMT se desplegarán por València, especialmente en los lugares con mayor número de infracciones en los carriles destinados al transporte público, a partir del próximo lunes 22 de abril.

Esta campaña, coordinada entre la Policía Local y la EMT, busca sensibilizar a la población sobre los problemas que acarrea la ocupación ilegal de los carriles bus-taxi, tales como congestiones, colapsos de tráfico, reducción de la frecuencia de autobuses y accidentes.

Tras una primera fase informativa que durará una semana, con advertencias y recordatorios de la normativa vigente, se implementará una segunda etapa punitiva que podrá llevar a multas de hasta 300 euros. Según el concejal de Seguridad y Movilidad, Jesús Carbonell, la invasión de los carriles bus-taxi perjudica notablemente el buen funcionamiento del transporte público en València.

El edil destacó que el transporte público colectivo es fundamental para la movilidad urbana, por lo que el Ayuntamiento está comprometido en garantizar su fluidez. La campaña busca fomentar el uso del transporte público, disminuyendo así la dependencia del vehículo privado y contribuyendo a mejorar la calidad de vida y proteger el medio ambiente en la ciudad.

Carbonell expresó su confianza en que la campaña, que combina educación y sanciones, tendrá un impacto positivo en la ciudadanía. Se han llevado a cabo reuniones entre responsables de la Policía Local y la EMT para coordinar esta iniciativa, que comenzará el próximo lunes.

Este plan surge a raíz de las peticiones de las centrales sindicales de la EMT, que han señalado la necesidad de combatir la ocupación ilegal de los carriles bus, la cual afecta negativamente al servicio de transporte público y al personal de conducción de la compañía municipal. Por ello, se ha decidido poner en marcha esta campaña de control y sensibilización en toda la ciudad.