Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Investigadores de la UV modifican exámenes de bomberos para hacerlos más acordes al trabajo y disminuir la disparidad de género.

Investigadores de la UV modifican exámenes de bomberos para hacerlos más acordes al trabajo y disminuir la disparidad de género.

Proponen cambios en las pruebas físicas para bomberos en la Comunitat Valenciana, agregando más peso en la subida a la torre y pruebas de resistencia aeróbica y simulación de rescate bajo el agua, con el objetivo de modernizar unos tests considerados obsoletos.

VALÈNCIA, 19 May.

Ana Abril, única mujer en su academia para opositar como bombera, se enfrenta a desafíos físicos que considera injustos. A pesar de ser una deportista de alto nivel, le resulta imposible completar algunas pruebas, como subir una cuerda desde el suelo usando solo los brazos. Sin embargo, esta realidad podría cambiar pronto gracias a una propuesta innovadora.

Un equipo de investigadores de la Facultat de Fisioterapia de la Universitat de València ha elaborado un proyecto que ha sido respaldado por sindicatos, el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios (SPEIS) y la Generalitat Valenciana. Este proyecto busca modificar los exámenes físicos de manera que sean más ajustados a las demandas del trabajo diario como bomberos y bomberas, además de reducir la brecha de género en esta profesión.

Según la investigadora principal, Maria Teresa Pellicer, las pruebas actuales son genéricas y no reflejan las habilidades necesarias para el trabajo real en un parque de bomberos. Por ello, su equipo ha propuesto cambios significativos en las pruebas físicas existentes, eliminando aquellas consideradas innecesarias y añadiendo nuevos desafíos más realistas.

Entre las modificaciones planteadas se encuentra aumentar el peso en la subida a la torre, incluir pruebas de resistencia aeróbica y simulaciones de rescate bajo el agua. Además, se propone duplicar la distancia en la prueba de natación, con apneas intercaladas para simular situaciones de rescate en aguas profundas.

La presentación de estas propuestas se realizó después de un exhaustivo estudio con la participación de expertos y voluntarios, con el objetivo de desarrollar unos exámenes que reflejen de manera más fiel las habilidades necesarias para ejercer como bombero o bombera en la vida real.

El equipo de la Universitat de València busca ahora la participación de bomberos y bomberas en activo, opositores y estudiantes para realizar las nuevas pruebas y establecer los criterios de evaluación. Se espera que estos cambios fomenten una mayor inclusión de aspirantes en el cuerpo de bomberos, especialmente mujeres, rompiendo con las barreras actuales que limitan su ingreso a la profesión.

En resumen, estas modificaciones en las pruebas físicas para bomberos representan un paso importante hacia la igualdad de género y la modernización de los criterios de evaluación en una profesión tradicionalmente dominada por hombres.